no

Jueves, 21 de agosto de 2008

GUASONES ES ESCLAVO (DE SUS PALABRAS)

“Todos te cobran una coima”

El disco sucesor de Toro rojo, también producido por Toth y Guyot, sale en un momento candente del “post-Cromañón”. Y con una declaración fuerte: “Hicimos millones de shows con Chabán en Cemento, y sabíamos bien que había que pagarle coimas a la policía, a Sadaic (...) Era la legalidad de lo ilegal”, dice el guitarrista Maximiliano Timczyszyn.

 Por Lucas Kuperman

La Plata se trata de algo más que de una hermosa ciudad: un gran bosque, una cancha de fútbol de millones de dólares, sumado a dos canchas históricas, una prestigiosa universidad y hasta de la Ciudad de los Niños. En La Plata hay música, y de la buena. Así como en sus comienzos, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota dieron sus primeros pasos en esta ciudad, una nueva camada rockera, entre las que figuran bandas como Estelares y Guasones. Facundo Soto (voz, guitarra y armónica), Maximiliano Timczyszyn (guitarra), Damián Starkey Celedon (batería) y Esteban Monti (bajo) dicen que el disco se llama Esclavo “porque nos sentimos prisioneros de un montón de cosas”. Y ellos (señala a los otros integrantes Damián Starkey Celedon) “se sienten esclavos de sus mujeres (risas)”.

Hace dos años querían sacar un disco de estudio nuevo, pero que se les hizo difícil; se sentían presionados con respecto al tiempo para encarar este nuevo disco, ya que las canciones nuevas prácticamente no las tocaron por estar constantemente de gira. Lo contrario sucedió con Toro rojo, en el cual tuvieron mucho tiempo de ensayo.

–Una duda existencial: ¿en qué estabas pensando cuando escribiste el tema Mierda?

Facundo Soto: –En nada, absolutamente en nada. Tenía otro nombre, no tenía letra, era nada más que la música. Hubo letras que las escribía ahí, mientras las grababa. Me inspire mirándolo a Guyot (risas). [N. de R.: Guyot es uno de los productores artísticos del disco].

–¿Qué diferencias hay entre Esclavo y cualquiera de los discos anteriores de Guasones?

Maximiliano Timczyszyn: –Hay diferencia entre Toro rojo y los anteriores. Pero entre estos dos últimos no tanta, por ahí la experiencia de haber grabado. Está bueno laburar con alguien externo a la banda que te dé una mano (haciendo alusión a Alfredo Toth y a Pablo Guyot).

Esteban Monti: –Hay cosas que se aprenden disco a disco.

Timczyszyn: –Cada disco genera un aprendizaje distinto. Este disco lo encaramos de una manera porque conocíamos a los productores. Lo encaramos de una forma totalmente distinta al anterior, y lo pensamos de una forma y fue de otra. Las canciones prácticamente no las habíamos tocado, el proceso creativo fue distinto, los ensayos fueron distintos, todo fue distinto.

Soto: –Grabamos en cinta, a diferencia del Protools que te deja cambiar muchas cosas.

Monti: –Por eso también tardamos tanto tiempo. Grabamos en 24 canales... Eramos tan vintage (más risas).

Es curioso: Guasones dice que no les gusta tocar en festivales, aunque siempre “terminan arreglando”. Dicen que cuando uno está entrando en calor en el escenario, es cuando se tienen que bajar para que pase la banda siguiente, aunque tratan de pasarla lo mejor posible atrás del escenario y en los camarines.

Algunos de los integrantes se llevan bien con la computación y otros admiten que sólo la usan para grabar. Por ejemplo, Maximiliano Timczyszyn: “Internet es un arma de doble filo, ya que va a llegar un momento en que la compañía discográfica no va a tener plata para grabar un disco.

La piratería obviamente perjudica. En algún momento tiene que haber algo que legisle, pero también es verdad que se llega a un montón de gente que ni en pedo te compraría un disco. Si es por eso está bárbaro, pero si es por el lado de la producción musical, la industria discográfica está hecha mierda, y grabar un disco cada vez cuesta más o tener algún respaldo de guita cuesta más (...). A nosotros nos han desaparecido demos y esas cosas y te aparecen en Internet dando vueltas y te querés morir”.

Monti: –Desde el lado del músico, vos no lo habilitás para escuchar, porque no es una obra terminada.

Timczyszyn: –Para el que es fan tiene un valor extra, pero para nosotros es un dolor de huevos. En una radio de La Plata pasaban un demo nuestro.

Soto: –No tenía letra y era “nara nara nara nara”.

–¿Les tocó de cerca Cromañón?

Monti: –Sí a todos, y en todos los niveles, porque en esa época estábamos tocando. No se siente una ola post-Cromañón, pero hay un tema más de conciencia. De no prender cosas en un teatro, que era una inconciencia de parte de todos.

Timczyszyn: –Todo lo que en un momento se había cortado, de sacar las habilitaciones, ya volvió todo a lo mismo de siempre. Hicimos millones de shows con Chabán en Cemento, y sabíamos bien que había que pagarle coimas a la policía, a Sadaic, todos te cobran una coima. Y si no es así, no es. Era ahí y en todos los boliches de la misma forma. Era parte del sistema. Era la legalidad de lo ilegal. Igual te metés en un ministerio y es lo mismo, pasó en un recital de rock pero, bueno, pudo pasar en cualquier lado, y nos tocó más de cerca porque se hizo muy difícil tocar. El primer show que hicimos acá en La Plata después de Cromañón nos lo suspendieron una liga de padres del Opus Dei.

Si bien, en un primer momento, les costaba bastante salir a tocar a la provincia, eran de ir de La Plata, a Capital y tal vez a Lobos. Hoy es algo que disfrutan mucho y donde les está yendo mejor a partir del éxito que tuvo Toro rojo.

–Si bien fue hace muchos años, ¿cómo se sintieron después de la partida de José Tedesco? Teniendo en cuenta que era compositor de muchos de los temas de Guasones, ¿hay temas que no toquen en vivo, justamente porque él sea el autor?

Soto: –Estaba complicada la situación. Estábamos viviendo la peor tensión. Al ir a ensayar con la banda era un sufrimiento.

Monti: –Había que tomar una determinación, totalmente convencidos y poner el pecho a las balas. Fue una situación de perder alguien importante, pero también generó que la banda despegue.

Soto: –Fue feo más que nada por la relación, aunque después se mezcle todo y se ponga muy oscuro. En realidad, el dolor fue terminar con un amigo y terminar de mala manera, eso fue lo choto. Eso fue lo que más nos jodió, éramos como hermanos todos.

Timczyszyn: –Se empezó a vivir un clima de inestabilidad, había mucha tensión. También fue el relajo de estar más tranquilos y poder trabajar mejor.

Soto: –Los temas que son suyos no los tocamos en vivo. Porque él los estaba tocando con otra banda. Igual no me parece mal tocarlos. Por ahí no pensamos todos lo mismo.

* Guasones toca el 30 de agosto en Atenas (La Plata), y 1º de noviembre en el Estadio Obras.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.