no

Jueves, 19 de febrero de 2009

LICATA VALENTINA TRANSFORMA DESECHOS EN ARTE

Ser reciclado

 Por Federico Lisica

“Ser urbano” no sólo fue el título de un programa de televisión sino que también es el quid en la creación de dos veinteañeros llamados Santiago Licata y Valentina Buratti, quienes transitan calles devolviendo sus puñetazos con desparpajo visual y plástico. Pero algo une a aquel envío catódico con lo que hace este dúo: mientras Gastón Pauls se encargaba de mostrar en cámara los desechos de una cultura, Licata Valentina anda tras materiales desechables, recogidos de la vía pública (carteles, afiches, trozos de madera, muebles y papeles) para crear una obra que tiene mucho de presente y smog coloreado. “Usamos todo lo que está en el piso, lo que alguien tira porque no le sirve más, incluso envoltorios. Son esas cosas tan chiquitas las que definen a la cultura pop”, asegura Santiago.

Antes de conocerse en el IUNA, Valentina era parte del comando Burzaco Stencil y Santiago “andaba en la búsqueda”. “Construimos de a poco nuestro propio lenguaje: salíamos a recolectar afiches a la calle y nos quedábamos dibujando sobre las marquesinas. Así nos entendimos cada vez más. Había una necesidad de comunicar una obra con la otra, de cruzarse a ver qué salía y en qué desembocaba. Hasta hoy esto trata sobre el intercambio”, dice Valentina. Es por eso que ambos definen su faena como un “cadáver exquisito” antes que hablar de grupo o de colectivo guiado por una técnica privilegiada. El grabado, la serigrafía o el transfer comulgan con la doctrina impulsada por el taxista Oscar Brahim en sus célebres ataques a afiches publicitarios (Licata Valentina “procura cierta idea de vandalismo”, afirman en su gacetilla). “Cuando salís a hacer este tipo de cosas, la calle es tuya. No hablamos de bardear sino de ir a reclamarla en algún sentido, aclara Santiago.

Valentina se distancia un poco del fervor muralista por su intención de “sólo verse bien”. “Lo que buscamos es tener un porqué, una excusa que haga significar nuestra pintada en la pared o el soporte en la que esté hecha. Igual a veces sólo querés hacerlo por diversión y da lo mismo, tampoco está mal. Que esté en las calles ya le da un significado.” Y de la calle va a Internet (www.licatavalentina.com.ar), una parábola que les da para pensar. “Hoy en día nuestra cultura está más actualizada que hace cincuenta años”, explica Santiago. “Les damos a las cosas un lugar cada vez más reemplazable y nos acostumbramos a descartar rápidamente. Seguimos siendo la misma masa consumidora de antes, sólo que con más opciones. Lo que nos interesa a nosotros es rescatar lo olvidado, lo descartado, y a partir de ahí recargamos nuestra obra.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.