no

Jueves, 16 de abril de 2009

LA BANDA QUE NUNCA VAS A ESCUCHAR

Hoy: Veleta, rock a favor de la corriente

 Por Javier Aguirre

Así como desde la colectora del mainstream Andrés Calamaro supo apelar a una metáfora ictícola, la del salmón, para promover la idea de un rock que nadara contra la corriente; otra metáfora también acuática, aunque totalmente opuesta, había germinado años antes en las napas del under porteño. “Nosotros somos como un barquito de papel; sólo nadamos a favor de la corriente”, se definieron a sí mismos los veteranísimos miembros de Veleta, la banda que encarnó y llevó al extremo la idea de un rock complaciente, ávido por dejarse llevar por los vaivenes de la moda y el mercado, ya sea en cuanto a estilos musicales o en cuanto a promociones de yogures contra la constipación. A pesar de la férrea obstinación del gran público por ignorarlos por completo, los Veleta son pioneros del rock argentino y tienen una larga trayectoria plagada de volantazos estilísticos, que fueron tantos que sus más encendidos detractores los tildan de “mercenarios oportunistas” y sus más encendidos defensores, de “pícaros acomodaticios”. Un repaso a su carrera revela que los Veleta hacían música beat en 1969 (cuando se hacían llamar Los Felinos), rock hippón en 1971 (cuando grabaron su disco en vivo Pa’ Dios, Fui Génesis), rock progresivo en 1977 (cuando editaron su álbum sinfónico La Máquina de Pelar Solos), metal criollo fierrero en 1982 (cuando se enguantaban en cuero y cadenas), punk en 1984 (cuando grabaron el contestatario Fiesta gargajal) o pop divertido y andrógino en 1986 (cuando presentaron Licuado de Bananas en la otra cuadra del Parakultural). También se embanderaron en el nuevo rock argentino en 1990 (casi fueron soportes de Soda Stereo bajo el alias Botiquímicos), sucumbieron a la metafísica del rock barrial en 1995 (su disco Lucifer Paró en el Maxikiosco de Acá a la Vuelta rebotó en las mesas de entrada de todas las multinacionales) y hasta se animaron al hardcore-vegetariano-alternativo-plurisexual en 2001 (su álbum Volando por la Vía Ovoláctea fue subido a Internet, aunque aún nadie lo descargó). ¿Y qué es lo que depara el futuro a estos veteranos camaleones del rock? “En cuanto leamos qué sale hoy en el NO, lo decidimos”, prometen.

* Cualquier parecido con la realidad, que conste que es en nombre del rock.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.