no

Jueves, 7 de mayo de 2009

ArteFUE

El graffiti es delito

Si creías que la pintura, el pincel y el aerosol eran más seguros que la guitarra eléctrica, no te equivoques: la Justicia bonaerense dictaminó que pintar un graffiti en la pared o persiana de una propiedad privada constituye un delito, y puede conllevar penas de entre 15 días y un año de cárcel. El argumento es que las pintadas implican un daño para el edificio-banda-soporte. Hay seis jóvenes imputados. ¿Se terminan la impunidad aerosolera y la inseguridad mural?

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.