no

Jueves, 14 de mayo de 2009

LOS SIMPSON COMO INFLUENCIA ROCKERA

Pequeños demonios

La familia amarilla cumple 20 años en la pantalla chica y su legado forma parte de la cultura rockera. “Matt Groening podría ser cualquier tipo que vive por acá por Morón”, dice Richard, de Maldito Flanders. Las historias de Ned Flander, Nadie quiere a Milhouse, Troimaclur, Duff, Timmy O’Tool, Don Barredora rock y Encías Sangrantes.

 Por Mario Yannoulas

Para Richard, Los Simpson enraizaron seriamente en la cultura del conurbano bonaerense. “Matt Groening podría ser cualquier tipo que vive por acá por Morón”, se juega. En ese estado de naturalización de capítulos, expresiones, ironías y tendencias kidult surgió el nombre de su grupo. El guitarrista comparte Maldito Flanders con Rafa y Gaby, hermano y primo respectivamente. Hace unos años, dice, sólo se trataba de entretenimiento televisado, pero con el tiempo descubrieron que esos episodios de menos de media hora se habían incorporado a su éter cotidiano. “Están en nuestra cultura. No tanto en la de la ciudad, que va mutando un poco más, sino en el Gran Buenos Aires. Son una gran influencia para nuestra generación por su sarcasmo y esas críticas bien puntuales, más allá de los meros dibujos”, trasmite el también militante de la organización social y cultural El Culebrón Timbal.

–¿En qué lo notan?

–A la gente de entre veintipico y cuarenta años se le nota por la forma de hablar, las expresiones que elige. Es un tema recurrente: te podés poner a charlar con cualquiera que tenga esa edad, y es como si te pusieras a hablar de fútbol. Está tan instalado que es casi natural.

–¿Y por qué justo Maldito Flanders?

–Lo propuso un amigo nuestro y gustó, nos cagábamos de risa. Eramos más pendejos, no nos pusimos a pensar si era porque el chabón es religioso.

Al margen de esta plática generacionalmente inevitable, en lo musical Maldito Flanders se acerca al punk melódico con toques de brit pop, quizá. Este quinteto del Oeste, siempre proclive a fomentar la autogestión y la cultura en los barrios (su primer recital fue en el Hospital Moyano y no es raro encontrarlos tocando en fábricas recuperadas) ahora presenta Late, cuarto disco que, firman, ostenta una producción musical y ejecutiva inédita para su propia trayectoria. “Está el mito de que una banda independiente tiene que ofrecer cosas pobres –dicta Richard–, pero uno puede suplir la falta de dinero con creatividad y otras cuestiones que no tienen que ver con lo económico. Los shows, por ejemplo, pueden ir acompañados de una linda escenografía, una proyección y hasta un buen volante, porque si estuviste dos años para hacer un disco y sabés que tocar te cuesta como dos o tres meses de laburo, tenés que estar a la altura. No hay que esperar a estar arriba de la escalera para hacer algo interesante.” Para él, trabajar con Giuliano Abalsamo, productor reconocido en el ámbito independiente, fue como ir al Mundial con Bilardo: “Es un tipo obsesivo, metódico. Me llamaba a las tres de la mañana a mi casa para decirme que se le había ocurrido algo para una base. Nos preguntó qué idea de guitarras nos gustaba, y le respondimos que Carajo, Massacre y Cabezones. A los dos días nos dijo que había hablado con Tery Langer de Carajo para producir las violas, y que Manuel Sibona de Cabezones iba a laburar con la batería”.

En muchos pasajes el interés de los muchachos se posa en el área social, potenciado por la militancia de algunos de ellos. Si una banda de rock no puede salvar al mundo, al menos puede despertar curiosidad: “Simón, un tema nuestro, habla de Radowitzky (anarquista que mató al entonces jefe de policía Ramón Falcón en 1909) y Bolívar, que tienen cosas en común, aunque no lo parezca. Muchos se pusieron a investigar a partir de eso. Lo mismo en los shows: la mayoría de las bandas no tiene puestos de discos, y si tiene, vende sólo sus discos y remeras, no socializa. En nuestras ferias encontrás discos y pines de otras bandas independientes, y libros. Nos parece un lindo mensaje en estos tiempos en los que el rock está cada vez más individualista”.

* Maldito Flanders se presenta este sábado junto a Los Peyotes en Marilyn Bar, Florencio Varela 1964, San Justo. A las 22.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.