no

Jueves, 25 de marzo de 2010

DEMAGOGIA I: ENTREVISTA A MIKE NESS, DE SOCIAL DISTORTION

“No sé un carajo sobre Argentina”

La honestidad del líder de Social Distortion abre el terreno para una conversación con este suplemento, donde declara que el blues, el country y el punk son “música para trabajadores”.

 Por Luis Paz

La actriz Mischa Barton cobró trascendencia, a mediados de la década pasada, como otro de esos modelos de éxito pasajero, por su interpretación de Marissa Cooper, el personaje más conocido y menos popular de The OC (The Orange County). El programa mostraba un grupo de amigos del OC, un barrio de derroche, lujuria, desenfreno y otras diversiones, en California. Pero para Mike Ness, líder de Social Distortion, que creció en el OC, ese retrato de juventudes perdidas se desvanece en la realidad: “Es televisión y la televisión sirve, básicamente, para vender cosas, incluso los mal llamados reality shows, donde también se actúa. No todo lo que pasaba en el show pasa en el OC y no todo lo que sucede en el barrio estuvo en el show. Es simplemente ficción, una maniobra más del mercado”, diferencia este hombre ilustrado con decenas de tatuajes que hace ya 32 años es parte del éter del arte, a diferencia de aquella fugaz Mischa Barton, a quien todos veían como la heredera de Kate Moss.

De ese modo queda refutada la posible incoherencia entre la naturaleza contestataria, politizada y consciente de clase de Social Distortion y el OC, barrio de origen de la banda que, desde 1978, pone en el mismo sistema musical al blues, el country y el punk más sanguíneo. “Esos géneros son lo mismo: música de los trabajadores. Las primeras músicas americanas fueron de clase obrera: el folk, el country, el blues. Siempre me pareció música muy honesta y relacionada con el punk, que tiene el mismo origen”, explica el cantante desde un estudio de grabación en California, donde la banda prepara, seis años después, el continuador de Sex, Love and Rock’n’Roll.

“Estábamos muy infelices con Pink Floyd y las bandas horribles de rock progresivo”, rememora sobre los años fundacionales del punk californiano, cuando Social D. (como se los conoce cariñosamente) compartía escena con The Adolescents y Middle Class. “El punk era nuestra pequeña revolución, nuestra expresión de insatisfacción por el statu quo. Y la intención era lograr que la gente mantenga la conciencia propia. Para eso nos valíamos de letras como las de los Clash y de un sonido como el de los Ramones.”

–Y para el próximo disco, ¿seguirán en la misma línea?

–En términos generales, sí: será punk con algo de música tradicional norteamericana. Pero creo que es muy moderno y, en cuanto al sonido, está actualizado a cómo suena el rock ahora. Estamos empujando los extremos y ampliando nuestro rango de acción, tanto para componer como para tocar.

–Claramente no va hacia la música progresiva, ¿verdad?

–(Risas) ¡No, eso jamás! Es punk, pero evolucionado. Entiendo que los fans quieren bastante más lo viejo que lo último que hicimos, pero necesitamos tratar de crecer y evolucionar. Si no, haría otra cosa.

Algunos de esos nuevos temas “modernos” serán presentados el viernes 9, sábado 10 y domingo 11 de abril, cuando Mike Ness, el guitarrista Jonny Wickersham, el bajista Brent Harding y el batero Atom Willard visiten por primera vez Buenos Aires para tocar en El Teatro de Flores. “La verdad es que no sé un carajo sobre Argentina, pero estoy muy emocionado y creo que será una linda aventura”, admite Mike, antes de hacer una lectura: “Si pasa esto en Argentina, donde agotamos tres shows, es porque pensamos bien cuando decimos que debemos recorrer todo el mundo con nuestra música y no quedarnos siempre en Estados Unidos. Donde haya fans, allí debemos estar”.

–Neil Young, Eddie Vedder y Bruce Springsteen se declararon fans de Social D., lo mismo que escritores, actores, activistas y algún yonqui...

–Mirá, si analizo el cuadro general, lo que más me gusta es ayudar a los chicos a sobrellevar mejor sus momentos jodidos. Es lo que me pasaba con Ramones, Clash y todas esas bandas cuando era adolescente. Cuando se te acerca un pibe y te cuenta que ninguna piba le da bola, sus viejos se están separando y se murió su abuela, y que en medio de toda esa mierda encontró en una canción tuya un motivo para seguir, entonces estás hecho.

–¿No llegaste a los 50 y ya estás hecho? ¡Felicitaciones!

–No soy un rockero millonario, pero me considero exitoso. ¿Sabés por qué? Porque lo único que alguna vez le envidié a alguien, ahora lo tengo: lo que me da de comer y me mantiene vivo es lo que amo: ¡el fuckin’ punk! n n n

* Social Distortion toca el 9, 10 y 11 de abril en El Teatro de Flores, Rivadavia 7800.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.