no

Jueves, 10 de junio de 2010

BOLAS NEGRAS > EL SUB-SUPLEMENTO DEL NO PARA SUDáFRICA 2010

DJ Bitman, un chileno en el arranque

 Por Javier Aguirre

Lo más probable es que la ciencia, o las páginas de Información General de un diario, un buen día confirmen que, al igual que la comida, los videogames “entran por los ojos”. De todos modos, las orejas generan su propio mercado paralelo en el mundo de los jueguitos, ya que sus bandas sonoras generan atracción propia (por no hablar del Guitar Hero y otros juegos musicales similares, en los que resulta su elemento fundamental). Y si aquel primitivo “russian megamix” del Tetris ya resultaba atractivo, en la última década los soundtracks de los videojuegos de fútbol lograron enriquecer e inyectar ritmo e identidad a la experiencia de por sí excitante de manejar a Messi con un joystick.

En el milenio pasado, Chumbawamba marcó la cancha al meter un hit mundial a través del FIFA 98, ferozmente fogoneado con las arengas cíclicas de su canción Tubthumping, que trascendió las mugrientas pantallas de las PC en línea de los locutorios, y llegó a las radios. Desde entonces, los lanzamientos de juegos de fútbol disponen de bandas sonoras comparables a las de una película, y las participaciones de músicos a los desafíos lúdico-digitales de la FIFA incluyen nombres como los de Iggy Pop, Fatboy Slim (FIFA 2000, Gorillaz (FIFA Soccer 2002), Radiohead, The Stone Roses (FIFA 2004) o Jamiroquai (FIFA 2006), entre muchos otros.

En el último lustro, la oferta musical de los juegos de fútbol pareció adoptar cierto espíritu “mundialista” para no limitarse al catálogo de artistas anglo, y ampliarse hacia músicos africanos, asiáticos y también latinoamericanos, como Vicentico, DJ Deró, Carlinhos Brown, Kinky o Café Tacvba. En el caso del flamante FIFA 2010 World Cup, de EA Sports, la banda sonora casi remite a las Naciones Unidas, ya que cuenta con artistas ghaneses, somalíes, indios, brasileños, sudafricanos, jamaiquinos, australianos y con un productor y músico chileno, Latin Bitman, quien aportó su canción The Instrumento. “No la grabé pensando en una pelota, la verdad –se sincera ante las cámaras del NO este DJ trasandino e hincha de Colo Colo– sino que quienes desarrollan el FIFA 2010 la asociaron con el fútbol; sin embargo, a partir de que la incluyeron en el juego, yo mismo la relaciono con la cultura del fútbol, quizá por la influencia rítmica brasileña que tiene.”

¿Una canción suena futbolera antes de integrar un videojuego mundialista, o recién empieza a remitir al fútbol a partir de que le ponen la camiseta de la FIFA? O, en todo caso, ¿qué vino primero, la pelota o la gallina? Que responda Bitman: “La música que hago, en especial la instrumental, resulta muy empática con la idea de soundtrack en general, porque mezcla elementos y genera distintos ambientes; creo que por eso han aparecido muchas grabaciones mías tanto en videojuegos como en películas, series, publicidades”, enumera, y viene al caso precisar que su historial incluye a la banda sonora del juego de realidad paralela, The Sims. Es que cualquier vía de difusión ayuda a alcanzar oídos ajenos, y para este DJ los jueguitos suponen una forma más para darse a conocer.

Pero, ¿puede alguien convertirse en fan de un artista sólo por escucharlo mientras buscaba pasar de pantalla, o en este caso gambetear la aguerrida defensa de la selección de Eslovaquia? “La posibilidad de llegar a muchos países de una manera no tradicional es el punto más importante para mí”, admite Bitman, quien ya tiene editados tres discos. “En los ‘90, gracias a un videojuego conocí al dúo californiano Crystal Method; y además, cuando era chico, me pegó muy fuertemente la música del Mario Bros, tanto, que la he sampleado varias veces”, señala. Y aunque aclara que no tiene ningún fanatismo por el fútbol, a 24 horas del inicio de Sudáfrica 2010, Bitman explica las razones de la marcelobielsamanía en Chile: “Hace tanto que nos resulta difícil llegar a un Mundial, que Bielsa consiguió que todo el mundo depositara la confianza en él. Es como que no queda otra. Yo creo que vamos a llegar, al menos, hasta los cuartos de final. Y ojalá tuviéramos una final del mundo entre Chile y la Argentina”. Ojalá.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.