no

Jueves, 31 de marzo de 2011

ALGO RARO PASA PRESENTA FESTEJOS DEL DIA DESPUES

Algo está por pasar...

La banda dice que en otras partes del mundo a los músicos los tratan un poco mejor. Su flamante trabajo fue producido por Pablo Sbaraglia.

 Por Lucas Kuperman

“Al principio nos llamábamos Arpegios, y después quedó achicado a ARP. Y a buscarle algún significado a la sigla. Ramiro, el baterista, un día ve una situación en la calle, y dice: ‘Pará, acá algo raro pasa, algo raro pasa...’. Y terminó quedando Algo Raro Pasa”, comenta Mariano Ferrari, el cantante de la banda. Luego de diez años de girar en el under, con muchos shows, un disco, un video y hasta una participación en un tributo a Los Fabulosos Cadillacs, Algo Raro Pasa presenta su segunda placa, Festejos del día después. “La gran diferencia entre nuestros discos es que el primero es un cuadro de lo que uno va trayendo en su historia, de los años que pasaron de la banda. Este es un cuadro más momentáneo, va aplicado a lo que fueron los últimos dos o tres años.”

Algo Raro Pasa piensa que en el disco Festejos... está todo lo que no pudo entrar en el festejo oficial. “No sólo en términos políticos y sociales sino también en términos humanos. El lado B de la persona que no pudo asistir al festejo oficial. Eso es lo que se reúne en el festejo del día después. Y a través de las letras se van recorriendo unos personajes o situaciones que tienen que ver con este festejo”, dice Mariano.

Tanto en vivo como en estudio, los músicos trabajaron con gente de la talla de Pablo Sbaraglia y Hernán Aramberri (Indio Solari), Claudio Bruguera (Heroicos Sobrevivientes), Jorge Minissale (Suéter) y Pablo Maturana, entre otros. “Con esta gente, una clase de diez minutos son como diez años de vida”, comenta el bajista, Diego Bartolazzi. “Es relajado, pero a la vez es exigente trabajar con ellos. Por eso está bueno buscar lo mejor para el disco, tanto en el audio como desde la ejecución”, explica el guitarrista, Eduardo Rabago.

La falta de espacios para tocar es un lugar común en las bandas que están por subir un escalón. “Al músico siempre le piden de todo. Llevar su gente, pagar un alquiler, quedarse con parte de tus entradas, y eso no está bueno. Al músico en otras partes del mundo lo tratan mejor”, cuenta Leandro “Balbo” Iglesias, el otro guitarrista de ARP. “La realidad es que entrás en este juego o no tocás. Intentás tocar en una plaza y te van a echar”, sentencian los músicos. “No está bueno que las bandas nos acostumbremos a que las cosas sean así. Sería ideal plantarse un poco y tratar de cambiar las cosas. Por lo menos de acá a cinco o seis años”, creen. Algo Raro Pasa sostiene que las puertas deben ser abiertas por las bandas “más grandes”, que deberían “dar el ejemplo e invitar a tocar bandas más chicas sin cobrarle, ya que eso las ayudaría en la difusión y en el desarrollo”. Para cerrar, afirman que “estaría bueno que haya un ente regulador desde lo gubernamental. Que te presten un lugar para tocar, y que haya un circuito más o menos armado, con una estructura. Ahora vos vas a Sadaic y si te pasan en la radio, cobrás; si no, andá a cantarle a Gardel”.

* Algo Raro Pasa presenta Festejos del día después en Niceto Club, Niceto Vega 5510, sábado 2 de abril.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.