no

Jueves, 18 de agosto de 2011

DISTURBED PRESENTA ASYLUM

“Tal vez sea uno de los últimos shows”

El cantante David Draiman habla de la presentación de Asylum, su quinto disco de estudio surgido de una serie de tragedias: “Mi mejor amigo y mis padres me traicionaron, mi amor tuvo un accidente, murió mi perra y pedí un nuevo perro que murió en el camino”. Viva la vida.

 Por Mario Yannoulas

“Recuerdo nuestro segundo Ozzfest, en 2003. La primera fecha fue en Chicago, de donde venimos, e íbamos a encabezar el Escenario 2, que estaba preparado para 10 mil personas, pero vinieron 25 mil a vernos. Decidieron pasarnos al Escenario 1, y cuando tocamos a un costado estaba el mismísimo Ozzy haciéndonos cuernitos.” Algo nostálgico se lo escucha a través del teléfono al cantante David Draiman cuando habla de Disturbed. Las dos noticias corrieron igual de rápido: que llegarán a Sudamérica por primera vez en quince años de existencia, y que puede ser la última vez. ¿Hay vida después de Sudamérica? Draiman le confirma al NO los rumores: “¿Después? (se ríe). El futuro está entre signos de pregunta. Quizá volvamos o nos despidamos para siempre. Hay muchas discusiones que como banda tenemos que tener, y no puedo decir más porque no lo hablamos entre nosotros todavía. Antes de parar por tiempo indeterminado queríamos tocar en uno de los mejores lugares del mundo: Sudamérica, y particularmente la Argentina. Existe la posibilidad de que puedan ver uno de nuestros últimos shows”, concede.

El cuarteto de Chicago –algo esquivo para clasificar, pero definitivamente dentro del heavy y el sonido noventoso– llega para presentar Asylum, su quinto y último disco de estudio. “Desafortunadamente la inspiración vino de cosas que pasaron en mi vida, porque el año en que escribí el disco fue muy duro. Mi mejor amigo y mis padres me traicionaron, la que entonces era mi amor tuvo un accidente en la ruta, murió mi perra, y pedí un nuevo perro que murió en el camino. Me mudé de Chicago a Austin a una casa vacía, en una ciudad nueva, sólo con recuerdos, y eso me sumergió en un espiral de depresión del que surgió el núcleo de Asylum”, escarba.

Conocido por sus posiciones críticas, a bordo de un ómnibus que los lleva a lo largo y a lo ancho de los Estados Unidos a la cabeza del Mayhem Festival (“Estamos en medio del desierto, hay mala recepción”, se excusa), Draiman aclara su opinión sobre la industria: “No tengo nada contra las compañías discográficas, pero es ridículo perseguir a los consumidores. La RIAA (asociación de discográficas estadounidenses) tiene que proteger a los artistas y no demonizar al consumidor, que es al que le quiere vender productos. Tendrían que haber negociado con los proveedores de Internet hace quince años, cuando la descarga de mp3 empezó a ser un tema. Si la gente supiera que pagando cinco dólares al mes va a poder descargar ilimitadamente, estaría contenta pagándolos”.

* Disturbed se presenta el jueves 25 de agosto desde las 19 en El Teatro de Flores, Av. Rivadavia 7800.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.