no

Jueves, 27 de octubre de 2011

JOHN FELDMANN, DE GOLDFINGER, LA BANDA DEL VIDEOJUEGO

“Estoy viejo y enojado”

El grupo de punk melódico angelino, que trascendió por su aporte a la banda sonora del juegazo Tony Hawk’s Pro Skater, vuelve a Buenos Aires con el dedo dorado en alto y la voluntad de educar.

 Por Mario Yannoulas

Cuando el punk melódico empezó a pisar fuerte, con un modelo distinto al propuesto por el grunge, los primeros ‘90 eran historia, se abrían las puertas de la nueva percepción adolescente y Goldfinger hacía su aparición estelar en la escena de Los Angeles. Aunque su cantante y guitarrista, John Feldmann, confiesa que el éxito le llegó al cuarteto por un costado inesperado: el boom real de la banda se debió –en un contundente signo de época– a la inclusión del tema Superman en la banda de sonido del notable videojuego de patinaje Tony Hawk’s Pro Skater. “La historia de Goldfinger es única. Sonamos mucho en la radio en 1996, sobre todo en Los Angeles y la Costa Oeste, pero fue después de ese videojuego, dos años después, que vi crecer enormemente nuestro público. Fue lo que nos hizo masivos, y por eso la mayoría de la gente que nos viene a ver ahora está en sus tardíos veinte. Cuando fuimos a Sudamérica, hace unos tres años, sentí que estaba habiendo una especie de resurgimiento del ska-punk”, cruza Feldmann.

“Siempre estoy ocupado”, dice. Parece cierto. Conversa con el NO desde la casa de su amigo Martin Johnson, cantante de Boys Like Girls, que lo aloja mientras espera que pongan a punto su nueva casa. “Me estoy mudando, voy a tener un estudio más grande, pero como faltan dos semanas para que esté lista, estoy acá con mi gato, mi perro, mis dos hijos y mi mujer”, avisa con un curioso orden de importancia. Además de líder de Goldfinger, Feldmann es productor multipropósito (trabajó con Panic! At The Disco, Good Charlotte y Ashley Simpson, entre muchos) y un militante activo por los derechos de los animales, converso luego de ver la película Babe. Sí, la del chanchito valiente. “Recién terminé un disco con The Used y en noviembre voy a hacer uno con una banda que se llama Attack Attack! Además escribo música para artistas pop como The Pussycat Dolls o Jessica Lange, porque la cultura pop patética se está llevando todo puesto. Volver a la ruta con Goldfinger va a ser un lindo recreo”, expone. Y propone, para el año que viene, nuevo disco: “Va a ser más punk, más parecido al primero. Supongo que será así porque estoy viejo y enojado”.

–Años atrás dijiste que Goldfinger era una banda pop, ¿pensás lo mismo?

–No, creo que cambié de opinión. Mucha de nuestra música está enfocada en la protesta, en tratar de cambiar la percepción de la gente sobre lo que pasa. Está bien hacer una canción que diga “levanten las manos”, pero no todas. Goldfinger siempre está preocupado por transmitir otra cosa, por creer en algo. Entendí que como artista tengo que ser educado para educar a los fans. Tuve momentos de duda en estos últimos años, porque veo cómo escuchan música los más jóvenes, cómo la usan como un sonido de fondo. Sin embargo, hay muchas bandas con las que trabajo que se preocupan por hacer canciones comprometidas y decir lo que piensan. Así que todavía creo que los artistas pueden hacer la diferencia y cambiar la opinión de la gente”.

* Goldfinger toca junto a Reel Big Fish el sábado 29 de octubre en El Teatro Colegiales (Federico Lacroze y Alvarez Thomas). Desde las 18.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.