no

Jueves, 24 de noviembre de 2011

ATTAQUE 77 SE HACE ACúSTICO

Unplugged

Luego de 23 años de carrera, 18 discos e interminables giras, Attaque 77 se apresta a mostrar el primer show desenchufado de su carrera.

 Por Lucas Kuperman

El encuentro se dio en una oficina del barrio de Almagro. Ahí estaban ellos tres, una de las bandas más longevas del rock argento, pioneras del punk rock por estas latitudes. Luego de 23 años de carrera, 18 discos entre estudio, vivos y compilaciones, e interminables giras, Attaque 77 se encuentra hoy preparando el primer show acústico de su carrera. Pasaron todo el año craneando este proyecto. Después de idas y vueltas con respecto a la fecha de presentación, el lugar para desarrollarlo, la posibilidad de grabar el dvd, sienten que, por fin, todo marcha sobre ruedas. “Primero hubo que desenchufarse –admite Luciano Scaglione, bajista de Attaque–. Salir de los equipos grandes y del gran volumen. Te sentís más relajado en comparación con el quilombo del escenario. El acústico tiene que estar tocado de otro modo. Una nota equivocada o algo mal cantado se nota y no queda bueno. Estuvo el desafío de cambiar el modo de tocar el instrumento en cada uno de nosotros. Está bueno encontrar que la melodía y la intención de la canción siguen intactas, y que, sumadas otras cosas, siguen manteniendo el espíritu. Creo que no se perdió la intención de Attaque de ser un grupo con peso y con fuerza por más que bajemos la velocidad y el volumen.”

Si bien para muchos artistas el acústico es un paso natural, para ellos significó un riesgo extra, teniendo en cuenta que el vivo del grupo suele ser muy fuerte, con mucha distorsión. “Tuvimos que ordenarnos en muchas cosas. Por eso nos supone un desafío como músicos y como grupo. Lo que veníamos haciendo era al revés: canciones que hicieron otros transformadas como si las hubiésemos compuesto nosotros”, explica Mariano Martínez, actual frontman tras la partida de Ciro Pertusi. “Posiblemente sea la primera vez que la gente se siente para escucharnos, y que toda la atención se desvíe a lo que estamos tocando”, cierra el violero.

Confiesan que la edición de Estallar, su último disco de estudio ya en formato trío, fue un acierto, debido a la necesidad que tenían de grabar y de demostrar que estaban vivos, con ganas de seguir metidos en el proyecto de Attaque. Movimiento que desembocó poco después en su primer Luna Park a fines de 2009. “Ahí fue donde caíamos en el significado de la palabra ‘aguante’”, admite Leo De Cecco, baterista del grupo.

–La idea de crisis estaba muy presente en ese momento de Attaque. ¿Pudieron superarla?

Mariano: –Sí, eso ya pasó. Empezamos a agradecer porque a partir de ahí aprendimos que todos los días se puede terminar algo. La gente nos apoyó y eso derivó la crisis en algo positivo. Leonardo, que está con Internet, nos comentaba que una gran cantidad de fans decían que era de lo mejor que habían visto en nuestros shows.

–La historia de Attaque tuvo distintos vaivenes en todos estos años. ¿Qué hitos marcaron momentos de quiebre importantes para la banda?

Mariano: –Hay varios. Por ejemplo, la segunda vez que tocamos en Cemento vino Chabán y nos dijo: “¡Muy bueno, Muy bueno. Los voy a hacer tocar con Todos Tus Muertos!” (imitando a Chabán). Teníamos 16 años, y ése era el grupo número uno del momento. La grabación de nuestro disco fue importante, pero no me acuerdo tanto. El primer Obras fue un sueño. Habían tocado todos mis ídolos nacionales e internacionales, y que nosotros tocáramos ahí me parecía algo descabellado. Finalmente ocurrió, se grabó y quedó registrado en el disco Rabioso. El momento de explosión del segundo disco fue muy importante. El grupo se hizo masivo, sonaba en todos lados y empezamos a recorrer todo el país. Sobrevivir al éxito es bastante difícil. Otra cosa importante fue la partida de Ciro y el resurgimiento del grupo. Probablemente estamos transitando otro momento clave.

Luciano: –También la despedida de Los Ramones en River, que tocó Iggy Pop y Die Toten Hosen. Empezamos tocando de día y el show terminó de noche. Ese cambio con 150 mil cabecitas saltando fue impactante.

Si bien este año lo abocaron a la preparación del acústico, ya están trabajando en un nuevo disco. Al tener la tecnología al servicio del músico, siempre aprovechan para grabar demos.

“Ahora con las computadoras es mucho más fácil. Tenemos grabadas como 40 canciones –comenta Luciano–. Siempre surge alguna cosita que dejás grabada. Un día la agarrás y componés un tema.”

–Internet, las redes sociales, el Mp3 y la cultura digital son un fenómeno de esta coyuntura. ¿Qué tienen de positivo y cuál es su faceta negativa?

Leo: –Siempre que lo utilices como herramienta es interesante. Cuando se cae en la adicción de estar todo el día en tu casa, no sirve.

Mariano: –Si no lo usás para vivir una vida ficticia que no tenés y no intentes vivir la vida de otro, está bueno.

Leo: –Claro, ellos no tienen Facebook, pero hay perfiles de ellos y son mentira.

Luciano: –El tema del anonimato también es un cuestionamiento de las grandes redes tecnológicas. Porque podés decir todo tipo de barbaridades sin ningún sustento.

* Attaque 77 toca hoy en el Teatro Opera Citi, Av. Corrientes 860. A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.