no

Jueves, 1 de diciembre de 2011

SUICIDE SILENCE Y THE BLACK DAHLIA MURDER

Patria o Death

Hablan Mitch Lucker y Trevor Strnad, de las dos nuevas bandas insignia del death core y el death metal.

 Por Luis Paz

“La velocidad es nuestra válvula de escape”, asegura Mitch Lucker, de Suicide Silence, y, sin lentitud, comprime en esas siete palabras el espíritu del festival que este martes 6 de diciembre compartirán Cannibal Corpse, esa banda y The Black Dahlia Murder, las puntas de lanza de las últimas tres oleadas de un género nacido y crecido entre Slayer, Bathory, Hellhammer, Pestilence, Suffocation, Sepultura y Pantera: el death metal, entramado poco preciso de heavy metal, fábulas, nihilismo y antimoralismo con la rapidez de una banda ancha de 500 gigapatadasenelculo por minuto.

“No somos extremistas, pero como jóvenes que crecieron rodeados por el metal de bandas tan blasfemas y satánicas como les da el cuero, nos gustan las bandas vulgares que te la ponen en la cara, aunque no pensemos igual que ellos”, amplía el cantante de esta banda deathcore de Mexicali, Los Angeles, que presentará su nuevo disco, The Black Crown, para el delirio headbanger de sus fanáticos locales, que replicaron viralmente el suceso que fue su anterior show en Buenos Aires, en 2011: “La intención es meter a los pibes en el boliche y hacer que olviden la mierda de sus vidas, como me pasó cuando vi a Slayer. Es una experiencia tan fuerte como entrar a la iglesia por primera vez. No soy religioso, de hecho vendimos nuestra alma al metal, pero es algo que te cambia”, menciona, sacándose de encima el mote satánico que alimentó la inclusión de un tema suyo en el film Saw 4.

Además de Cannibal Corpse, buque insignia de esta movida más allá del paso de los años, junto a Suicide Silence llega The Black Dahlia Murder, otra de las bandas centrales del deathmetal del tercer milenio. “Esta será nuestra primera ‘devastación sudamericana’ y el nivel de excitación que tengo es indescriptible –se cebaba por teléfono Trevor Strnad, de esta banda de Michigan–. Venimos a presentar el disco Ritual, que vendió bien y ya mostramos en un tour por Estados Unidos. Nuestro sonido es un hervidero entre todo lo que nos gusta, que va del death core al heavy metal, y a los shows van desde pelilargos hasta pelicortos. Apelamos a la velocidad como filosofía en un mundo con un umbral de atención muy corto. Y si incluimos letras violentas es para contar la violencia, no porque nos guste: hay que entender que la música es un modo de expresar sentimientos extremos.”

* Suicide Silence, The Black Dahlia Murder y Cannibal Corpse tocan el martes 6 de diciembre en El Teatro Flores (Rivadavia 7800, desde las 15).

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.