no

Jueves, 13 de junio de 2013

AGUAS(RE)FUERTES

Pasión de multitudes

 Por Fernando D´addario

–Ultimo minuto del partido, estimados oyentes. ¡Qué digo partido, de esta batalla en la que 22 futbolistas se mataron por la camiseta! La lleva Mazariche, un gladiador en la defensa de este 0 a 0 que condena al equipo local a la ignominia del descenso. Final no apto para cardíacos. Corta en mitad de cancha Carrasco y avanza en campo enemigo, gambetea a Galván y es derribado por un guadañazo que lo saca de la línea lateral... pero se levanta, sí, se levanta. Dígame, De Renzo, ¿por qué se levanta?

–Se levanta, Miguel Angel, porque usa pomada diclosifamedacol, la única que alivia en casos de politraumatismos. Diclosifamedacol. Pídaselo a su farmacéutico y olvídese de los dolores.

–Gracias, De Renzo. ¡Corner para el equipo local en la agonía del partido! Ultima oportunidad, el descenso está al acecho. ¡¡Es a matar o morir!! Vaya arquero, cruce la cancha y vaya al área rival, juéguese la vida. Hágalo por usted, su familia, la historia del club y el Colorado Arbelo, que dejó la piel en este césped y ya no está con nosotros. Viene el centro desde la derecha, saltan todos, rechaza de cabeza Heinrich, épico Heinrich, por algo le dicen El Cosaco; agarra la lanza y comanda el contraataque, alarga para Fonseca que se va solo, nadie marca, encara los últimos metros, ¿dónde está el arquero, por el amor de Dios? Fonseca define con el arco vacío.... GOOOOOOOLLLLLLLLL. GOOOOOOLLLLLLLLLL. Gracias, Fútbol, por tantas emociones... De Renzo, ¿a quién debe agradecer Fonseca?

–Como todos, Miguel Angel, debe agradecer a Superpingo. Agradecele vos también: ¡elegí el número que te va a llevar hasta la victoria, siempre!

–El árbitro pita el final... Eh, bueno, hay algunas escaramuzas. Parte del equipo rojinegro va en busca de Molini, al parecer hubo alguna cargada de más. A ver, Ricardo Reyna en el campo de juego, ¿qué está pasando? Veo revolear una trompada, no puede ser...

–Las pulsaciones están a mil, Miguel Angel. Pero acá estamos con Fonseca, el goleador que ejecutó el tiro de gracia. Daniel, cumplieron el objetivo: mandaron al descenso al enemigo de toda la vida...

–Bueno, nosotros somos profesionales y...

–Hiciste el gol y se lo fuiste a gritar al técnico rival, el mismo que te dejó libre hace dos años...

–Es el folklore del fútbol... Acá no hay revancha, es el trabajo de todo el plantel, dirigentes, cuerpo técnico...

–Vamos al otro móvil, Ramírez, veo que está con el presidente del club que lamentablemente hoy sufrió la pérdida de categoría. Estimado ingeniero Salerno, ponga un poco de cordura entre tanta adrenalina. Les ha tocado descender, pero usted sabe bien que es sólo un avatar deportivo, la vida sigue. Con esfuerzo y racionalidad estoy seguro de que van a revertirlo...

–La AFA nos quería ver en la B y los árbitros nos cagaron todo el campeonato, pero vamos a salir adelante, aunque tengamos a todo el periodismo en contra...

–Gracias, ingeniero. Tenemos que entregar la transmisión, pero antes lo quiero felicitar, ingeniero, por haber contribuido a erradicar la violencia del fútbol. El partido se jugó como se había programado: a las 10 de la mañana, a puertas cerradas, y los 2 mil agentes de la Federal y de la Gendarmería garantizaron que no se produjera ni un solo incidente... Usted se habrá ido al descenso, pero ganó el otro campeonato, ¡el de la gente!

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.