no

Jueves, 25 de julio de 2013

ALOé, ROTMAN Y LA PERVIVENCIA DE CIENFUEGOS

“Eramos una banda de mierda”

Estos cinco “decepcionados del mundo y la raza humana” (como dice Rotman) generaron tal culto rock-punk que 40 bandas se sumaron a un disco tributo.

 Por Javier Aguirre

Por más punk que seas, tiene que resultar una caricia que 40 artistas jóvenes rescaten todas –todas, toooodas– tus viejas canciones para un álbum-homenaje conceptual, amplio, cósmico. Es que cada una de las composiciones originales algunas vez grabadas y editadas por Cienfuegos tendrá su versión en Salvación del alma, el tributo que está en camino y que puede ir catándose, en plena gestación, a través del muestrario online Tributoacienfuegos.bandcamp.com.

Lejos de golpearse el pecho, los ex Cienfuegos parecen sorprendidos. “No lo entiendo”, sacude la cabeza ante el NO Martín Aloé, ex bajista de esa banda que hoy integra Día D junto a Hernán Bazzano, el cadillac Fernando Ricciardi y Diego Aloé (casi todo el histórico plantel, salvo el cantante y saxofonista Sergio Rotman, quien vive en Puerto Rico). “Eramos una banda de mierda, es la triste realidad... Creo que sólo funcionábamos bien en vivo..., pero lo loco es que casi ninguno de los pibes que están en el tributo nos vio en vivo... ¡No nos iba a ver nadie!”, desarticula Aloé.

También Rotman, por estos días en Buenos Aires luego de tocar con Mimi Maura y a punto de hacerlo con El Siempreterno, destaca la escasa convocatoria que tenían los shows de Cienfuegos: “Iban a vernos veinte gatos locos, lo que hace que el tributo sea algo más significativo todavía y me produzca un orgullo increíble, inesperado”.

Con tres discos de estudio (grabados entre 1997 y 1999) y uno en vivo, Cienfuegos fue una banda oscura y errática, que (dis)funcionó en forma semiparalela con proyectos simultáneos, anteriores o posteriores, de sus músicos: Los Fabulosos Cadillacs, Mimi Maura, Los Pillos, Día D, El Siempreterno o el plan solista de Gigio González. Como un núcleo que a través del eje Rotman-Aloé-Ricciardi impregnó a todas esas bandas. Y a muchas otras, a juzgar por la espontánea convocatoria de Salvación del alma, que comenzó como una iniciativa de Nicolás Galfrascoli, ex colaborador de Cienfuegos y baterista de la banda-tributo El Coche Negro.

DÍA D

“Soy fan de Cienfuegos desde los 15 años –cuenta su historia–, los seguí hasta su último concierto, ayudé en sus shows a vender discos, a hacer difusión, hasta terminé siendo su manager durante un año, en 2007. Cuando se separaron, yo le insistía a Rotman que tocara los temas de Cienfuegos, hasta que me dijo: ‘¿Por qué no armás una banda vos y tocás todos los temas de Cienfuegos?’ Y ahí armé El Coche Negro.”

La banda-tributo llevó al disco-tributo. “Quiero editarlo en diciembre en formato digital, CD y vinilo... una locura”, la lima Nicolás, y revela que para su plan de “40 bandas tocando 40 canciones” ya tiene los aportes de 26 bandas como Bôas Teitas, Cigarro Mojado, La Liga Partuzera, Maldito Molina, Yetis Con Jeans, Fermental, Desborde, Quesekurta, Pájaro Inflamable e invitados de estirpe cienfueguina como Diego Aloé (con su grupo Automedicados), Gigio, Hernán Bazzano (invitado de los Top Of the Pops) y el cadillac Mario Siperman (invitado del solista Gustavo Ozán).

“Cuando Nicolás me contó del tributo le dije: ‘¡¡Pelotudo, no se va a prender nadie!!’”, admite Martín Aloé. Y cuenta su propia anécdota: “Una vez, hablando con Edelmiro Molinari, le decía que me hubiera gustado ver en vivo a Manal, Color Humano, Almendra, bandas que me perdí porque era pendejo... y me contestó: ‘Era todo una cagada, nene’. Es que la gente idealiza. Si hablás con punks de nuestra edad, te van a decir que los ‘80, aún con la democracia, eran una mierda: éramos pocos, te cagaba a palos la cana, estaban los skinheads, no había dónde tocar... Pero bueno, las cosas se redescubren, desde afuera se ven las cosas con otro romanticismo, la gente idealiza. Y también idealiza a Cienfuegos”.

“No sé si Cienfuegos tiene vigencia hoy –duda Rotman–; el rock alternativo o indie ha crecido y la gente valora el esfuerzo de una banda que claramente no iba a ninguna parte, un barco sin timón. Después de todo, cinco personas decepcionadas con el mundo y con la raza humana haciendo rock-punk –no punk rock– siempre son bienvenidas. El motor que teníamos era el resentimiento y la culpa, pero tocado por tipos con veinte años de amistad, musicalmente fuera del tiempo y las modas. Así planteado sí podemos recobrar a Cienfuegos como un tesoro perdido...”

* El Siempreterno toca el viernes 26 (con Gigio) y el sábado 27 en Niceto Club (Niceto Vega 5510). A las 21. El Coche Negro el lunes 29 en El Emergente (Gallo 333, gratis). A las 20.30. Y Día D el sábado 24 de agosto en Gier Music Club (Alvarez Thomas 1078). A las 22.

Compartir: 

Twitter
 

EL COCHE NEGRO
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.