no

Jueves, 1 de agosto de 2013

LLEGA EL úLTIMO BASTIóN DEL Nü METAL

Somos lo mismo de siempre

Cambiaron sus peinados a unos post-emo pero, a 20 años de formados, los Papa Roach visten igual, tocan idénticamente y cantan las mismas cosas.

 Por Lucas Kuperman

La movida alternativa nü metalera de fines de los ‘90 tuvo entre sus máximos exponentes a Korn, Limp Bizkit y Linkin Park, pero uno de los últimos bastiones del género, aún en actividad, fue Papa Roach. Con un cantante que gustaba de golpearse la frente con el micrófono y vestidos siempre de negro, se los ve parecidos pero distintos hoy: los pelos largos y las rayas al costado los ligan más a lo que fueron los floggers que al metalero modelo del cambio de siglo. A poco de editar The Connection a fines de 2012 (también lo lanzaron en vinilo), Papa Roach se encuentra cada vez un poco más alejada del rap característico de sus comienzos.

El Viva la Cucaracha Tour los traerá por primera vez a Buenos Aires y el baterista Tony Palermo comenta que están ansiosos por tocar, ya que saben que “los fans son súper locos y tienen mucha energía”. Si bien fueron una banda que explotó en los primeros años del nuevo milenio, para él “hay muchas presiones y no siempre se puede ir al país donde se quiere ir a tocar. Hay que encontrar un promotor para viajar y si vas muy pronto, no estás seguro de que vaya a haber tantos fans. Tal vez ahora tenemos más que antes, y eso nos genera una expectativa enorme de ir a la Argentina”, se sincera Palermo, que se hizo cargo de los parches luego de la partida en 2008 del baterista Dave Buckner, que dejó al grupo envuelto en acusaciones sobre consumo de drogas y conflictos por las regalías generadas.

Más allá de un progreso evidente luego de quince años tocando juntos (en el caso del cantante Jacoby Shaddix, el violero Jerry Horton y el bajista Tobin Esperance), los Papa Roach parecen resistirse a la madurez. Estos semicuarentones se siguen vistiendo igual y tocando cosas similares. “Es que no hay nada como tocar así. No escribimos o tocamos canciones que no sentimos. Todo lo que hacemos lo concebimos desde el corazón y esperamos que se sienta de esa manera”, aliviana Tony. En sus letras, Shaddix solía despotricar contra sus padres, la escuela y casi todo tipo de autoridad tangible. Pero ahora que algunos de ellos son padres, ¿les habrá cambiado la mentalidad? “Es algo que hablamos seguido –comenta el baterista–. Si bien nuestras letras dicen eso, ¡al fin, todo es rock and roll!”, pomeliza.

* Lunes 12 en el Luna Park (Bouchard 465). A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.