no

Jueves, 2 de enero de 2014

LA DOBLE HACHE SUBE OTRO CAMBIO

Velocirraperos

Con campeones continentales y torneos locales como A Cara de Perro - Zoo o Halabalusa, el hip hop local busca desencadenar su destino con freestyle.

 Por Yumber Vera Rojas

El domingo último, el festival de freestyle A Cara de Perro - Zoo cerró bien arriba, en la sala porteña Vorterix, un año memorable para el contrapunteo argentino, luego de que DToke le diera al país, el pasado 5 de diciembre, en el Estadio Malvinas Argentinas, su segundo campeonato mundial en la que se considera la gimnasia del rap, al vencer al mexicano Jony B en el round definitorio de la final internacional de la RedBull Batalla de los Gallos 2013. Si bien el flamante capo de la rima improvisada no se encontraba en el aforo, sí lo estaban sus fans y algunos de sus rivales en la eliminatoria nacional del certamen que volvió al ruedo tras un hiato de un lustro, pues el evento que organiza la crew Sudamétrica, en el que ya compitió el MC de la localidad bonaerense de Rafael Calzada, se transformó en termómetro infaltable de la especialidad. Lo mismo que sucede con encuentros callejeros como Halabalusa, donde fin de semana por medio el vencedor se lleva lo que haya recolectado la gorra entre los espectadores, de los que despuntan pendejos a los que aún las camisetas de básquet les cuelgan.

“Gracias al freestyle, el hip hop hoy es una escena musical emergente en la Argentina”, asegura Mustafá Yoda, creador de no sólo de A Cara de Perro Zoo, sino del colectivo que la organiza, amén de pilar de la doble hache patria. Por eso, la competencia de esta tarde, aparte del Round Adultos Buenos Aires que ganó Dan Yelus, a quien DToke dejó en el camino en el torneo argentino de RedBull Batalla de los Gallos 2013, incluye la final Juniors nacional, en la que se alzó Espi, de Buenos Aires. “En las ocho ciudades que recorrimos en el año, solemos ofrecer talleres de rap para los más chicos. Debido a esa experiencia, creamos una categoría más adolescente, porque nos dimos cuenta de que los chicos deseaban ser parte de esto pero no se atrevían a concursar con alguien mayor”, describe el otrora integrante de La Organización acerca de la especialidad sub 18 del torneo. No obstante, frente al riesgo de que los contrapunteadores urbanos superen a los compositores de rap, el MC de Moreno, quien prepara su nuevo álbum, lo tiene en consideración, pero no teme que suceda.

En esta versión del encuentro al que Dan Yelus, minutos antes de ganar la chance de representar a Buenos Aires en la eliminatoria nacional del evento en 2014, calificó como “la Copa Sudamericana del freestyle criollo”, en contraste RedBull Batalla de los Gallos 2013, que vendría a ser entonces “la final de la Libertadores” de la especialidad, 700 personas sortearon una tarde de domingo infernal (a causa de ese calor que no da tregua), lo que evidencia la feligresía que se ganó la doble hache local. “Cada vez veo a más gente que no es del palo en fiestas o festivales de hip hop”, asegura Maxi, un seguidor de la escena, quien se bancó desde antes de que cayera la tarde las competencias de los 16 concursantes. “Creo que, luego de lo de DToke, la gente le va a dar más bola a esto”. A lo que Mustafá, antes de subirse al escenario para ofrecer su último recital del año, luego de los shows de Armamentales y de Koxmoz, remata: “A pesar de que A Cara de Perro es una actividad enteramente autogestionada, por lo que no dependemos de nadie, hay que apoyar todo lo que sucede. Y es que esta vez tiene que funcionar”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared