no

Jueves, 13 de febrero de 2014

EL TRABAJO SOSTENIDO DE EUFORIA

Hormigas atómicas

Benjamines del linaje ético otroyoico, removieron toda la tierra del under con cuatro discos y quichicientos shows.

 Por Mario Yannoulas

Una noche primaveral de 2010, Billie Joe Armstrong divisó en el público a un tipo con pantalones más bajos que los suyos, y lo subió al escenario: tenía unas mechas platinadas como las que el propio cantante de Green Day usaba en los ‘90. El pibe se encontró cara a cara con el ídolo, micrófono en mano y cantando decentemente Longview, una de las canciones que escuchó hasta el empacho en el hoy gastado casete de Dookie. Después de que el líder de Green Day lo dejara en culo frente a 40 mil personas, se tiró hacia la marea y dejó a la suerte correr: el camino de Euforia, el trío punk que Fernando Etchegoyen comparte con sus dos hermanos, se empezó a asfaltar. “La primera reacción fue no poder creerlo: compartir un momento así con la banda que más te gusta, que la ves en la tele desde que tenés cuatro años, es una locura. Más cuando es algo musical, no cholulaje y nada más”, recoge el bajista y cantante.

Con cuatro discos de estudio y uno en vivo por ver la luz, Euforia traza un itinerario independiente que arranca siempre en Temperley, en el sur del Gran Buenos Aires, ese mismo cuadrante de donde salió El Otro Yo, y puede alcanzar desde cualquier provincia hasta un país vecino. “Tocamos en Uruguay y Chile, por suerte nos esperaba bastante gente. Salir de gira por el país te da tranquilidad cuando vas más lejos”, apunta. “Más que nada, el público nos conoció por Internet, que para nosotros fue una herramienta de difusión increíble. En los primeros años 2000 sacamos muchos temas por la web e hicimos mailing masivo, hasta nos enteramos de que en una provincia recontra lejana habían editado un EP con temas nuestros. Ahora movemos mucho por Facebook, tenemos amigos en todos lados, les mandamos volantes para que los repartan o hacemos movida por los bares. Además, después de lo de Green Day nos conoció mucha más gente. Todo es trabajo de hormiga.”

Cuando camina por Temperley, Fernando se siente como en ningún otro lugar. “Hay una energía distinta. Es un barrio muy ferroviario, tiene una onda especial eso de que todo gire en torno a las vías, esa cosa inglesa; la Zona Sur es muy diferente a las otras.” No sólo esa pequeña patria tienen en común con EOY: sus dos primeros trabajos salieron por la UMI y el tercero tuvo como productor al ex batero de ese grupo, el actual Jauría Ray Fajardo. “Es una inspiración. Ray es un amigo, y Cristian se rompió la cabeza sacando adelante el grupo, haciendo cosas demasiado valorables por la música. Abrieron un montón de caminos que hoy estamos transitando nosotros, como el 90 por ciento de las bandas que tocan”, reconoce Fer.

El trío, que no propone el punk de los ‘70 sino su versión más noventosa (“Nuestro corazón está ahí: Nirvana, Green Day, NOFX o Bad Religion son de cabecera”), está por llevar a cabo una operación sólo practicable en estos tiempos. Sebastián, el más grande de los Etchegoyen, se muda a Europa por trabajo. La idea es sumar un reemplazo en la guitarra para cuando no esté, pero seguir componiendo vía Skype. “Sabemos que va a volver al menos una vez al año y que puede abrir puertas allá. Vamos a estar comunicados todo el tiempo, la idea es que sigamos siendo los tres Euforia de siempre para componer y grabar”, anticipa.

¿Cuál es el balance de este camino independiente?

–Hicimos muchas cosas al pedo. Pero eso nos hizo notar que, si hacés cinco cosas, probablemente sólo dos estén bien; en cambio, si hacés dos, quizá no esté ninguna bien. El under te enseña que tenés que hacer todo lo que puedas para conseguir lo que buscás. En ese sentido, pifiar siendo under es casi rutina, sobre todo si no tenés quién te asesore. Y girar siempre es un acierto: cuanto menos, tocaste un montón y volvés afilado. nnn

* Viernes 21 en The Roxy Palermo Hollywood, Niceto Vega 5542. A las 19.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.