no

Jueves, 20 de febrero de 2014

EL EXTRA & LOS IMPOSIBLES

Una vuelta más

El actual octeto mutante busca su identidad entre el country y el folk.

 Por Juan Barberis

“Me gusta vivirlo como un escuadrón del movimiento, como si El Extra fuera una figura etérea y nosotros sus súbditos”, describe con fantasía Guillermo Sica, cantante de El Extra & Los Imposibles, un fanático de los Ramones que en su adolescencia había jugado a ser punky portones adentro en algún garage de zona zur y a los 27 años se topó con el debut de Velvet Underground y, ¡zas!, tuvo una revelación: se puso a tocar la guitarra, a componer sus primeras canciones, a escupir textos volados y oníricos. Primero con Primavera Interior, una banda de poprock con la que publicó dos discos -de los cuales ninguno lo enorgullece- y, después sí, con lo que parece ser su proyecto definitivo. “No me gusta mucho lo que pasó en ese momento, pero bueno, fue mi primer acercamiento a una banda en serio, la plataforma para hacer esto que realmente me tiene convencido y feliz.”

El Extra & Los Imposibles arrancó a comienzos del 2011 con una formación que sobrevivía bajo los efectos del disco de la banana: había guitarras lineales, concepto minimalista, pero... “La banda venía forzada, se ve que no lo podíamos interpretar. Aunque tocábamos con músicos de la puta madre, había algo que no cerraba.” Así que de esa formación sólo sobrevive el cantante y Francisco Viggiano -actual bajista de Los Reyes del Falsete-, y también dos EPs como registro de una etapa de intentos.

Pero algo insólito pasó en el segundo capítulo de la biografía de El Extra que los depositó en ese territorio arriesgado y delimitado que ocupan las bandas de género: a principios de 2013, había formación nueva y un disco a punto de ser grabado que viajaba a lo profundo del country y el folk, como si la luz inspiradora de la banana se hubiera transformado, de repente, en la cara rígida e intimidante de Johnny Cash. Puntualmente, Sica dice que hubo una canción -Bienvenido a Frenesí, en la que ensaya un mano a mano con su compañera Lala Cianfagna, su June Carter criolla-, que fue la culpable de todo el resto. “Apareció ese tema y no fue nada mágico ni nada, pero fue ‘¡loco, hay que ir por este lado!’ Y después empezaron a bajar las composiciones. Todavía me sorprende lo que pasó ahí.”

Poseídos por la música de Cash, Dylan y Neil Young, la formación actual de El Extra -ocho músicos, casi todos de zona sur- se terminó de moldear en estudios. El resultado de aquellas dos jornadas y media de encierro se titula Excursiones para todos los días de mañana, un primer larga duración -con edición en CD y en vinilo de 180 gramos made in Tapiales- cargado de flashes ruteros entre guitarras acústicas, mandolinas, trompetas, y la voz grave de Sica que se somete a las fuertes exigencias del género.

“Es verdad que siendo una banda estrictamente de country, folk y rock, si te movés un poquito puede parecer como que no estás entendiendo nada”, asume el cantante. “Pero aunque no tenemos pensado irnos de mambo, estamos decididos a buscar todas las vertientes posibles. Más allá de lo foráneo y lo prestado del género, el desafío es buscar la identidad propia. Estamos tranquilos: cuando hay ganas y entusiasmo, el movimiento se da solo.”

* Jueves 20 en La Cigale, 25 de Mayo 597. Desde las 23 con Barcos.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.