no

Jueves, 20 de febrero de 2014

GARAGE ATTACK!, DIEZ AñOS DESPUES

Trasvasamiento generacional

Antes de tocar en la vuelta del mítico ciclo, Marcelo de The Tormentos, el Papu de Los Kahunas y David Peyote revisan la escena y los nuevos nombres.

 Por Julio Nusdeo

Caer en la idea de que pasaron 10 años entre la (ahora pen)última y la nueva edición del Garage Attack! no es más que vertiginoso. El ciclo que aunaba referentes surf y garage, los dispensaba en extensas y acaloradas noches en el club Villa Malcolm, regresa en otro salón legendario: La Confitería Ideal. El NO charló con integrantes de The Tormentos, Los Kahunas y Los Peyotes, bandas que en esos tiempos cargaban sus primeros años de ruta, y les hizo tres preguntas sobre el estado actual de una escena de efervescencia, tres tonos, dulce María y ritmos primitivos: 1) ¿En qué andan sus grupos? 2) ¿Cómo encuentran hoy la escena local? y 3) ¿Bandas que hayan despertado su interés en el último tiempo?

Marcelo Di Paola (The Tormentos)

1) Estamos terminando la música de la película de Mad Crampi, Todos mis muertos, un spaghetti western con zombies. Fue un trabajo muy interesante que nunca habíamos hecho, no se ajusta a la estructura de temas que acostumbramos sino que trabajamos sobre la película y generamos climas. Fue una de las experiencias más gratificantes de mi carrera. Y estamos componiendo nuevo material para revitalizar nuestro show. Hace un año ya que estamos con el Melli como guitarrista —de Beach Breakers, tras la salida de Culebra— y está buenísimo: es una nueva cabeza compositiva, un gran músico y nos llevamos súper bien.

2) Creció mucho desde esa época. A cada lugar que vamos, descubrimos una banda surf nueva. Creo que es impresionante la estela que han dejado bandas como Los Kahunas o nosotros. No a nivel masivo, claro —esto nunca va a ser Los Piojos ni nada por el estilo—, pero al conocimiento del gran público, de lo que era el surf-rock cuando terminamos de tocar como Killer Dolls, en 2001, a ahora, es muy gratificante. Dentro del mismo género, cada banda le puso su personalidad y tiene una identidad bien marcada.

3) Beach Breakers, obvio; Los Cataclismos, Los Frenéticos, de Córdoba; los Smoke Sellers, de Villa María. Veo poco garage, pero en surf se abrió mucho el panorama.

Papu (Los Kahunas)

1) Estamos planificando el año, quizá grabemos algo, y andamos dándole forma a un DVD por nuestros 10 años. Está la posibilidad de ir a México y hay un documental, You Fucking You, que muestra el trabajo de varios customizadores de motos y coches viejos, que va a tener nuestra música y algunas imágenes de nosotros tocando en el taller de Alejandro Minisalle, que es grosso pintor de hot rods y todo ese palo. También estamos dándole rotación al videoclip de N.O.S., corte de 7 mares, nuestro último disco.

2) En la escena surf aparecieron muchas bandas, me pone muy contento. Grupos en Rosario, Córdoba, Tierra del Fuego, muchos por la zona de Zárate y San Antonio de Padua. Es genial, hay como una segunda ola de bandas, y se siente reconfortante ver que llega gente joven, pibes de 20 años que escucharon Los Kahunas y gracias a eso llegaron a Dick Dale o Ventures, te hace sentir que serviste de nexo para que los chicos conozcan más.

3) Beach Breakers, de Martínez; Los Frenéticos, de Córdoba; y Los Cataclismos, de La Plata.

David Peyote (Los Peyotes)

1) Tenemos un nuevo simple en vinilo que todavía no salió porque ahora con lo de las importaciones está complicado. Igual hicimos una marroneada y llegaron como 300 copias, aunque faltan otras 200. Lo hicimos a través del sello que nos edita acá, ATCM Records, que tramitó la fabricación con Charlie Lorenzi de No Fun Records (en su momento había sacado Cavernícola en 12”). También saldrá por el sello inglés Dirty Water en mayo. Este simple, Jesucristo, tiene la particularidad de ser evangélico, medio bizarro, y el lado B es un cover llamado El Santo, de los peruanos Los Doltons. Tenía ganas de salir con algo poco Peyotes, entonces metimos unas chicas en los coros, unos vientos y mucha percusión, medio soulero. Es más freakbeat y el lado B es un típico a go-go latino. Igual, en el disco que estamos componiendo está todo el abanico: las canciones de gritos sobre tres tonos, pero también va a haber boogaloo, cumbia tipo chicha cantada.

2) Me llama la atención que no aparezca una segunda generación de bandas de garage. Hubo en su momento un par de grupos que ya no tocan. No así en la escena rockabilly o surf, que salieron bocha. Cuesta, como casi todo: tenés que juntarte con distintos amigotes de otros géneros como el killer, el surf, el rockabilly o el power pop, y armar algo ahí. Si no, se hace difícil. En otros lados es más simple: metés diez bandas de garage y explota. Pero es un género muy loser, la escena o la realidad te terminan comiendo y si no te la bancás y no tenés pasión, al final colgás la viola.

3) De México, Los Explosivos, aunque no tienen teclado, y si no tienen para mí no es garage. Pero es una banda de rock bien asesina. Somos muy amigos, paramos en sus casas. También me llamó la atención Los Agradables, una banda de Aguascalientes; Los Sustos, Las Vinilators, pero hay miles. Así como aparecen, desaparecen.

* Sábado 22 en Confitería Ideal, Suipacha 384. Desde las 23.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.