no

Jueves, 27 de febrero de 2014

EL DOCUMENTAL HUMANO, SUDAMERICA RENACE

El chamán que llama

Guiado por el sanador andino Plácido, el realizador Alan Stivelman pegó viaje de iluminación y lo registró.

 Por Julia González

“Descubrimos que la idea de lo humano se hacía presente en cada escena, era algo que emanaba fuerte en cada palabra del chamán y en mis preguntas. Fue ahí que decidí ponerle ese título”, cuenta Alan Stivelman, director, guionista y protagonista de la película Humano, Sudamérica renace. “¿Para qué carajo hago lo que hago?”, se preguntaba constantemente. Estaba en la búsqueda y lo único que lo impulsaba a detenerse era el movimiento. Se fue, entonces, de viaje introspectivo a la Cordillera. Y ese interrogante único se ramificó en cientos. Quería saber qué es la Pachamama, cuál es el origen del hombre, cuál la forma de comunicarse con el fuego, qué el agua. Mediante un caos de edición, 60 horas de filmación se transformaron en 87 minutos del protagonista recibiendo la llave para abrir las puertas de su conciencia. El montaje se estructuró en base al viaje, cuyo desafío era desentrañar los momentos vividos y darle un sentido narrativo al film.

Guiado por la sabiduría ancestral de Plácido, el chamán o sacerdote andino (paqo se lo llama en Perú), la película muestra a Alan vivenciando rituales e iniciaciones que lo ponen a prueba en la montaña. Se lo ve cansado subiendo a la cima detrás del chamán; apoyando una piedra sobre algunas pocas colocadas anteriormente por un puñado de personas a quienes el chamán llama “despiertas”. Pero toda búsqueda conlleva un logro. Y así se percibe el gozo del director luego de conseguirlo. “Un puente entre el mundo visible y el invisible, algo así como un guardián entre dos mundos”, define a Plácido, quien le proporcionó wachuma (conocido como San Pedro) en té para ampliar la conciencia y sumergirse en esa realidad aparte.

Cada tanto surge una nueva historia de chamanes y discípulos, buscadores y maestros, siendo la más conocida la del antropólogo Carlos Castaneda y el indio yaqui, Don Juan, que puso al servicio de Occidente su sabiduría ancestral. Sin embargo, esta película autorreferencial no es una historia más en el rubro de la exploración con psicoactivos naturales. “La historia de buscadores de respuestas es bastante común, esta vez tocó que sea el corazón de los Andes. La razón de colocar Sudamérica renace en el subtítulo es porque creemos fervientemente que se viven tiempos de grandes cambios en nuestra región; las revoluciones sociales y políticas son consecuencia de cambios sutiles en el plano espiritual. Se dice que el Himalaya se apagó para darle la luz a Sudamérica, a los Andes, y así trasladar el poder de Oriente a Occidente. No es casualidad que haya asentamientos ocultos de comunidades tibetanas en los Andes. Hay un mundo maravilloso que nos estamos perdiendo por vivir ‘apurados’.”

Alan, que abandonó en segundo año sus estudios de cine, volvió renovado del viaje. Sentía que había cumplido con su trabajo y quería volver a Buenos Aires para compartir la experiencia con todos los que pudiera. Pero el agotamiento le llegó en la ciudad, a pesar de haber caminado en las montañas y dormido en el piso y, desoyendo los consejos de Plácido de no hablar tanto y hacer más, le contó a todo el mundo su vivencia. “Al poco tiempo me di cuenta de esa frase y dejé de compartir las experiencias porque era agotador lidiar con los cuestionamientos y planteos del otro”, reflexiona el director. Todo lo que restó fue guardarse y poner la energía en la película y su mensaje: “Mientras sigamos viviendo desde la desconexión entre nosotros, con la Tierra, con los seres que la habitan, no podremos darnos el placer de llamarnos humanos. En cambio, si logramos reconocernos como tales, el mundo en el que vivimos puede adaptarse a la realidad que necesite la humanidad en su conjunto y no la de unos pocos”.

* Proyecciones los domingos de marzo en Espacio Cultural El Universal, Pasaje Soria 4940. A las 19.30 y a las 21.30.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared