no

Jueves, 13 de marzo de 2014

HEMP!, TRIBUTO REGGAE A LOS BEATLES

Todo lo que necesitas es a Bob

Zarpada cosecha la de la segunda vuelta del Album Verde: 10 años después llega un compilado triple e internacional.

 Por Javier Aguirre

Es una mezcla que necesariamente debería quedar rica: Beatles + reggae. Sin embargo, al meterse con grandes bestias el riesgo de desbarranco y de clavado en el fango siempre está (y en ese caso, no hay porra dreadlockera que amortigüe el impacto). Por eso no es dato menor que Hemp!, el zarpado, colgado y casi exagerado triple álbum de tributo beatle en son jamaiquino, es una obra con alto poder de disfrute, que hereda el link que McCartney hiciera al componer su propio reggae, How Many People y la reverencia del propio Paul a Marley, cuando le rindiera pleitesía en el clip de One Love. Es cierto que hoy pareciera que el arte de la combinación musical de batracios de distintos pozos agotó todas sus posibilidades matemáticas: del mestizaje al sampleo, del remix al mashup, del guiño al mamarracho. Pero el gran mérito artístico que emerge de este trabajo es la cuidadosa, refinada curaduría de su impulsor y productor, Hernán “Carmel” Sforzini (ex Holy Piby, actual percusionista de Kameleba y La Zimbabwe), quien en 2004 produjo El Album Verde, antecedente directo de este Hemp!. “Muchos artistas de reggae me venían diciendo que se habían quedado con las ganas de versionar a Los Beatles, y yo mismo me había quedado con las ganas de sumar a bandas como Los Cafres o Los Pericos”, cuenta al NO Sforzini.

Para Hemp!, Camel se convirtió en seleccionador de un dread team global en el que, además de nombres locales como Sig Ragga, Pablo Molina, Nairobi o Bahiano, también participan grupos y astros internacionales como Don Carlos, Groundnation, Cultura Profética, Mad Professor, Armandinho, Olodum y un tendal de reggaeboyz de Jamaica, Brasil, Estados Unidos, Bolivia, Francia, Nueva Zelanda, Puerto Rico, Uruguay, Italia e Inglaterra, como Ali Campbell, cantante de UB40. “Todos se fueron copando, empezó como un disco simple, pasó a ser un disco doble y terminó siendo un disco triple.”

Hemp! –qué pena explicar el juego de palabras entre el quinto disco de estudio de Los Beatles y el nombre en inglés del cáñamo– abriga un mensaje, el de la defensa de la plantita. “Yo planto árboles, tengo toda una militancia botánica y no sólo estoy conectado con el cáñamo”, chapea Sforzini. “El disco trae data sobre los intereses del negocio del petróleo que hay por detrás de la prohibición del cáñamo, y destaca las múltiples utilidades del producto... ¡hasta tiene Omega 3 y 6 y sirve para combatir el colesterol!”, subraya. Y recuerda que, además, hay en juego un fin benéfico: parte de lo recaudado será donado a un comedor infantil para 120 niños en Pucallpa, en plena jungla amazónica peruana.

Y llega el momento en el que el periodismo de rock debe esquivar las medias tintas y acorralar al entrevistado. ¿A quién querés más, al reggae o a Los Beatles? Carmel se ríe un rato, acaso para ganar tiempo, antes de contestar. “Tengo que decir que al reggae, aunque amo a Los Beatles, también. Conocía sólo sus temas más populares hasta que escuché Revólver y algo se me abrió, me compré toda la discografía y conocí otra banda.”

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.