no

Jueves, 30 de octubre de 2014

EL ATLAS DE REAL ESTATE

“No hay magia en esto”

 Por Yumber Vera Rojas

Si el disco Days, en 2011, transformó a Real Estate en el flamante dealer de la melodía en la última generación del indie, la aparición de Atlas, tres años más tarde, lo consolidó como el capo del cartel de la canción. Por lo que su debut en Buenos Aires seguramente sumará nuevos adictos a su música. “No hay magia en esto: hacemos los mejores temas que podemos, y los juntamos”, explica Martin Courtney, cantante y guitarrista del grupo estadounidense. “Pese a que Days tiene letras muy buenas, me parece que no refleja musicalmente lo que sentíamos en aquel momento. Pero con Atlas sí lo logramos.”

Mientras su producción anterior destacó por su semblante dulce, fresco, contemplativo y radiante, en el tercer trabajo del quinteto lo que reina es la melancolía. “No estábamos aburridos de lo que logramos, ni teníamos miedo de que no pudiéramos superarlo, fluyó de esa manera”, confiesa Courtney. “Es muy difícil para mí hablar de este álbum porque es reciente, así que aún estoy emocionado con su resultado. Aunque sus canciones, si bien tratan sobre el presente, fueron compuestas con la intención de que pudieran soportar el paso del tiempo. Por eso le pusimos Atlas.”

Real State alude al pop barroco de The Byrds y a la psicodelia de The Zombies, al igual que al desparpajo del pop independiente de los ‘80 y ‘90, lo que bien supo capitalizar en Atlas el productor e ingeniero Tom Schick, colaborador de Wilco, quienes prestaron su estudio para la realización del disco. “Un amigo me sugirió que trabajáramos con Jim O’Rourke, que grabó con ellos Yankee Hotel Foxtrot, lo que me pareció gracioso porque no sabía si era posible”, recuerda Courtney. “Debido a que nuestra idea era hacer un álbum tan prístino como ése, el sello nos presentó a Tom, cuyo aporte fue fundamental para este proyecto.”

Además de rankear entre los mejores discos de este año, el último trabajo de la agrupación, que tomó su nombre de la denominación anglo para la compra y venta de inmuebles, perpetúa la tradición proletaria del rock neojerseyano, de donde surgió en 2009. “Espero que no nos convirtamos en otro grupo de culto”, ansía el músico que también forma parte del conjunto Alex Bleeker and the Freaks. “No somos como esas bandas de pop que intentan caerle bien a todo mundo, sino que tratamos de hacer arte con nuestra música. Tengo el mejor trabajo del mundo, ojalá que a la gente le guste.”

Lunes 24 de noviembre en Music Wins Festival, Mandarine Park, Costanera Norte y Sarmiento. Desde las 18.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.