no

Jueves, 7 de mayo de 2015

LOS DUB PISTOLS ANDAN CARGADOS

¿Sos pistola, vos?

En la previa a sus 20 años, el eslabón noventoso del dub inglés saca disco.

 Por Santiago Rial Ungaro

Mientras algunos aún especulan sobre el regreso de los temidos “cogolleros”, este soleado y romántico otoño anticipa el regreso de los pistoleros: a cargo de Ultrapop, en colaboración con el sello belga Pias, la edición a fines de mayo de The Return of The Pistoleros de los inefables Dub Pistols confirma el buen momento del género.

Con acento proletariado, Barry Ashworth (que lideró el combo acid house Dèja Vú) recuerda desde Londres cuándo se convirtió en un pistolero dub: “Ibiza, 1996: ese viaje impidió que lograra ser futbolista profesional. Era wing, y también jugaba en el medio. Heredé la pasión hacia el Liverpool de mi abuela, que tuvo cuatro esposos ¡y de todos se separó porque eran de otros equipos! Podría haber llegado a ser un buen jugador pero conocer toda esa movida de los boliches y la electrónica bailable me llevó a armar una banda”.

A Dub Pistols, Barry los ve como “un súper grupo”. Además de promotor, él también es locutor y productor, y está orgulloso del remix que hicieron para Ian Brown (Dolphins were Monkeys) y que a veces tocan en un show con bandejas y otras veces con la banda completa: el bajista Jason O’Bryan, el arreglista Steve Hunt, el cantante T. K. Lawrence y una buena cantidad de MCs invitados.

Su particular mezcla de dub, hip hop, big beat, ska y canciones (que según el propio Barry tiene en Speakers and Tweeters, de 2007, su mejor carta de presentación) sigue funcionando en su nuevo disco. Desde el principio con Pistoleros hasta el décimo tema, la banda confirma su contagiosa capacidad para arengar mientras homenajea a sus músicas favoritas. “La versión de Gangsters de The Specials no falta en nuestros shows y haber podido grabar The Problem Is con Terry Hall (NdR: cantante del insigne clan de ska inglés) fue un sueño hecho realidad: cuando lo conocí casi me pongo a llorar. The Specials, The Jam y The Clash son muy importantes para nosotros. Y el ska nos llevó a investigar la música jamaiquina y a conocer el sello Studio One. ¡Imposible no fanatizarse!”, acepta el entusiasta de Barry.

¿Y Dub Pistols qué? “No seguimos ningún juego ni ninguna moda: en la prensa inglesa de un mes al otro pasan del amor al odio, son demasiado frívolos y estúpidos. Nosotros estamos fuera, nunca fuimos una banda pop, no funcionamos de esa manera. Y si logramos hacernos conocidos es porque siempre tocamos un montón y, aunque nos ignoren, la gente sabe que los Dub Pistols somos honestos, man. Quizá sea por ser de clase trabajadora que nos sentimos conectados con el punk, y por eso nos llamamos así. Pero cuidado: si algo enseñó el punk es que todos los que tratan de ser punks, no son para nada punks.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.