no

Jueves, 6 de agosto de 2015

MENOS COVERS DE RICARDO Y MáS DE ADRIá

“Una mujer latina es mucho más que una mujer latina”

La bella hija de Arjona enamora en True Detective.

 Por Hernán Panessi

Una morocha carnosa recibe tendida en su cama al antihéroe, un ex soldado que estuvo en Medio Oriente y anda atormentado por algún mambo edípico. Lo más contundente de esta foto es cómo el eje central de la segunda temporada de True Detective es el dinero y no directamente Adriá Arjona, una bomba latina asomando fuerte en el Hollywood televisivo. Si su apellido suena conocido tiene todo el sentido: la novia del policía motorizado Paul Woodrugh no es otra que la hija del cantante melódico.

“Desde chiquita estuve cerca del mundo artístico”, dice Adriá al NO desde tierras mexicanas. Y no se achica: “¿Viste el actor con quien me tocó hacer las escenas sexuales?”. Es sabido que True Detective es fundamentalmente una serie de personajes, y son ellos quienes arman el rompecabezas de la historia. Aquí Adriá es Emily, una joven con un pasado oscuro: “Se ha visto poquito, pero se la va a ver muchísimo más”, promete.

El paisaje de la Baja California dejó atrás Louisiana, espacio vital para la primera temporada. En esta segunda, las mujeres son parte imprescindible del devenir. “Vi la serie y me enamoré de sus capas, de los actores, del guión. Le dije a mi manager: voy a estar en True Detective. Audicioné y aquí estoy”, comenta.

Pese a que su vida transitó entre aviones, show business y el gran público, Adriá Arjona no soporta verse en la pantalla: “Cada vez que lo hice fue poniendo fast-forward”. Nacida en Puerto Rico y criada en México, la pequeña Arjona siempre supo que lo suyo era actuar. Por eso, a los 18 años se mudó a la ciudad de Nueva York. Y a pesar del éxito de Ricardo, trabajó como cantinera y vendedora en tiendas para pagarse los estudios. De su boca: “No soy muy buena vendiendo, pero fue una etapa de mucho aprendizaje”. Ahora tiene 23 y ya no tendrá que vender nada nunca más.

Al igual que su padre, Adriá tiene un fuerte vínculo con Argentina. “Es como mi segunda casa”, agrega. De hecho, sueña con trabajar con Ricardo Darín. Y hasta un pasito antes de True Detective, iba a venir a vivir al país. Quería estudiar teatro, ser parte de un circo. Así, entonces, después de algunos episodios de Person of Interest, de aquella no residencia en la Argentina y de la experiencia True Detective, Adriá Arjona anda filmando Emerald City, una reinterpretación moderna del Mago de Oz. Sin embargo, y por supuesto, la serie de Nic Pizzolatto es el gran puntapié de su carrera.

¿Qué significa True Detective para vos?

–Me abrió las puertas al mundo, pero fundamentalmente me dio la chance de mostrar que una mujer latina es mucho más que una mujer latina.

* Domingos a las 22 por HBO.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.