no

Jueves, 13 de agosto de 2015

EL UNDER EN LA SALA

Captura de pantalla

En Encuentro, bandas federales hacen ensayos abiertos.

 Por Luis Paz

Descontado que las grillas de cable ya no importan, los televisores ya no importan, los horarios ya no importan y el control remoto es un artículo de memorabilia analógica. Fush, fush a toda reverencia a contextos previos. Y aún así, importan. Quizá no donde hay tablet, smartphone, notebook, GPS, afeitadora y George Foreman Grill, pero importan. Como importa la llegada de exponentes diversos del underground, de calidad aunque de texturas tan disímiles, de belleza horizontal y al mismo tiempo de geografías tan dispares, al catálogo de la televisión digital abierta.

Desde la semana pasada, Encuentro pone al aire los jueves nuevos episodios de La sala, un programa de rock sin conductores ni entrevistadores ni ex participantes de Gran Hermano ni videoclips de chabones tatuados tocando en cuero en una fábrica inundada. El concepto es elemental, infalible: bandas emergentes abren las puertas de sus salas de ensayo y dejan entran fierros, cables, cámaras, flashes, tachos y personal técnico y artístico. En media hora, las entregas de La sala muestran a dos bandas, ensayando (en rigor, tocando con pedigree de recital) tres temas cada una. Así de simple.

Empezó con Guauchos y Las Diferencias, sigue hoy con Mariana Päraway y Mi Amigo Invencible, y vendrán Los Antiguos y normA (20/8), Los Espíritus y Mejor Actor de Reparto (27/8), De La Rivera y Los Reyes del Falsete (3/9), Amor Elefante y Ex Dealer (10/9), Shaman y Paloma del Cerro (17/9), Alerta Pachuca y Luciana Tagliapietra (24/9), Las Taradas y La Armada Cósmica (1/10), The Broken Toys y 34 Puñaladas (8/10), Acorazado Potemkin y Sur Oculto (15/10), Barco y Pérez (22/10) y Las Hijas de Zion y Kódigo (29/10).

No, las bandas en general no se parecen, siquiera hacia dentro del mismo episodio. No, no muestran sólo un tipo de indie, de under, de lo-que-sea. Sí, están bastante buenísimas todas y sí, arman un mapa bastante cope de la música que viene haciendo el piberío nacional. Con el agregado de que cuando no hay conductor estrella ni periodista corto de cuestionario ni un monólogo ensimismado ni un plan armado por jefaturas de prensa, lo que gana es la música pura; y así el puro preconcepto es si te gusta o no, si vas a tomarlo o vas a dejarlo, si vas a dejar puesto Encuentro o vas a mudarte a YouTube. Pero si volvés, los músicos de mañana seguirán ahí, en el hoy.

* Jueves a las 20 por Encuentro.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.