no

Jueves, 3 de septiembre de 2015

LOS CHISTES DE PIJAS DE LUCAS LAURIENTE

“El humor está en el conflicto”

El comediante de 23 años va de Hicks a Chacovachi y de Mellera a Carlin.

 Por Brian Majlin

Tiene 23 años (casi cinco dedicado al stand up y a hacer reír a la gente), pinta de desfachatado y una mirada que desborda picardía. Cualquiera diría, al ver sus videos en YouTube, y sobre todo los más viejos, que Lucas Lauriente no tiene preocupaciones más allá del vínculo con las mujeres y la preparación del próximo chiste. Nadie se atrevería a observar, en su pose de perdedor cómplice, que está escapándole a la muerte. Pero lo está. Como todo comediante, la búsqueda de la risa –lo dice él haciéndose eco del mítico payaso Chacovachi– es una búsqueda por alejarse de la muerte. Un modo bello, dice, de autopercepción.

“Siempre me gustó hacer reír, para pertenecer. Era retraído y empezó como una forma de buscar aceptación, no pensé que se convertiría en mi vocación”, dice. Siempre estuvo vinculado a la música por su familia, clase media bonaerense de extracción evangélica, hasta que descubrió a Bill Hicks y todo cambió en él. “Además de hacerte reír, te hacía pensar, eso me explotó la cabeza. Tenía 15 años. Indagué, escuché casetes de Les Luthiers, del Flaco Pailos, y aproximadamente en 2010 llegué a un video de Luciano Mellera y descubrí que se puede hacer stand up acá”, repasa.

Se asentó, dejó atrás funciones vergonzantes y trabajos con los que penaba (primero en un call center, después en una fábrica de globos con nada de Willy Wonka y oompa loompas, y mucho de trabajo en negro) y se dedicó al stand up. “El humor está en el conflicto. Si uno subiera a decir ‘Yo cojo todos los días’ la gente no se reiría. La identificación que causa risa parte de lo malo: tragedia más tiempo es comedia. Creo que si te pasa algo y le das tiempo para que macere en tu interior, vas a poder hacer arte con eso. Si sos poeta vas a escribir y si sos comediante vas a hacer chistes de pijas, que es lo mío, soy profesional en eso.”

¿Por qué cuesta asociar el humor a la reflexión?

–Porque la gente no siempre no conoce a personajes como Hicks o George Carlin, que te dejan pensando más que sacarte risas. Usan el humor como herramienta de protesta.

¿Cuál es tu protesta?

–Que vivimos en un mundo en el que la mayoría de la gente no se dedica a lo que le gusta. La inmensa mayoría está infeliz la mayor parte del día y no me dan los números. Es cierto que quizás no todos pueden, pero hay que tratar de usar las horas en las que uno es oprimido por un jefe en buscar el talento propio. Por ahí sos bueno contando chistes de pijas, como yo.

Lucas es un desfachatado que no escapa a la seriedad. Arriesga otra premisa y desata risas: “El que hace reír es porque la pasó muy mal y entiende lo necesario de que alguien te haga reír. Las ganas nacen de un vacío propio, algún día el psicólogo me dirá cuál.”

¿Es terapéutico?

–Muchos hablan del stand up como terapia y hay psicólogos que lo recomiendan. Bueno, no, para eso macramé, campeón, ordenate los chakras primero. Sirve para sacar mucha mierda pero no es una herramienta terapéutica, hay que tener algo para decir.

* Viernes 4 y sábado 5 en el Paseo La Plaza, Corrientes 1660. A las 0.30.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.