no

Jueves, 5 de noviembre de 2015

EL FESTIVAL NUESTRO CAMBIA LA ARGENTINIDAD DESDE DENTRO

Lo mío es nuestro

Con bandera nac & pop y espíritu familiero, la segunda edición del Festival Nuestro, en Tecnópolis, promete integrar el rock con la cultura popular mediante puestos de comida típica, fogón inducido, patio cervecero y mateadas chill out. La argentinidad está en juego y las bandas responden una sola, fundamental pregunta: ¿Qué es, exactamente, “lo nuestro”?

 Por José Totah

Hace mucho que los mega festivales de música son el espacio preferido por las marcas –cervezas, gaseosas, celulares– para ametrallar al público joven y reducirlo a una sudorosa y rentable categoría de consumo. En general, son eventos con grillas interminables que, casi siempre, cierran con el artista internacional de turno poniéndose la camiseta de la Selección y aullando que somos “el mejor publicou del mundou”, sin que eso implique que sepa en qué ciudad está. Todo para alimentar la nefasta demagogia tribunera. Tal vez en su carácter más nac & pop, aunque acaso con un tinte menos rocker y más familiar, se distingue el Festival Nuestro, que se realizará por segunda vez el 14 de noviembre, en Tecnópolis. Además de lo estrictamente musical –tocan La Vela Puerca, Los Auténticos Decadentes, Guasones, Salta la Banca, entre otros–, el evento busca unir rock y cultura popular. “Queremos dar respuesta a inquietudes que van más allá de la música y tienen que ver con nuestra identidad, como la lectura o el humor; por eso el festival incluirá actividades integradoras para el público, como un espacio matero, comidas típicas, arte y juegos como el metegol. Y la apuesta es que se genere esto mismo entre las bandas: detrás del escenario habrá una cantina para que los músicos puedan cruzarse, conocerse y compartir una charla”, explican los organizadores.

Pero... ¿qué es “lo nuestro”? La respuesta no es sencilla, ni siquiera si se aplica sólo a la argentinidad y el rock. El NO trasladó la pregunta a los distintos artistas que participarán en el evento. ¿Vas a estar en el Festival Nuestro? ¿Y qué, para vos, “lo nuestro”?

“Lo nuestro es la onda”
(Nito Montecchia, de Los Auténticos Decadentes)

“Me interesa la idea de que se haya armado un festival más allá de las marcas, los sponsors y las figuras internacionales, sin que esté por todos lados la publicidad de una compañía. Siempre quise organizar un evento así, que fuera ‘de onda’: una vez con los Decadentes y Todos Tus Muertos hicimos uno que se llamó ‘Amigazo’. Me gusta lo que se arma en el backstage, la convivencia, que siempre es enriquecedora. Lo que veo en el Festival Nuestro es una especie de fraternidad entre los grupos que tocan, que además no son todos del mismo palo. Me encanta eso, que puedan convivir en armonía distintos estilos, porque en general las bandas van cada una por su lado. Tengo entendido que ese día habrá actividades extra-musicales que arrancan más temprano, para que la cosa sea más familiar. Me hace acordar un poco al Vive Latino. También se va a dar una mezcla de grupos con trayectoria y otros más nuevos. Creo que las nuevas generaciones de bandas tienen una madurez y una esencia muy grande. De un modo u otro, siempre seguís sintiendo que es rock argentino. Lo reconocés enseguida.”

“Lo nuestro es la camaradería”
(Bochi Bozzalla, de Las Pastillas del Abuelo)

“Cuando los organizadores me contactaron para participar, no con las Pastillas del Abuelo sino en este formato individual, me pareció que era una forma de imitar los cierres de los primeros festivales que se hicieron en el país. Porque voy a tocar último, cuando ya se esté desconcentrando la gente, y la idea será invitar a los músicos que estuvieron a lo largo de todo el día, y tocar, juntos, temas clásicos del rock nacional. Ale Kurz, de El Bordo, ya me avisó que va a estar y seguro se van a sumar muchos más. Así eran los festivales en los ’80: tocaba Charly, Spinetta, y al final salían todos juntos a zapar. Ese es un poco el espíritu del evento: la camaradería arriba y abajo del escenario, entre todos los que nos toca participar. El año pasado estuvo buenísimo, nos divertimos mucho.”

“Lo nuestro es un matiz”
(Nicolás Lieutier, de La Vela Puerca)

“Otto Selman, un alemán de dos metros de altura y espaldas anchas que vivió un tiempo por acá, estuvo otra vez de visita unos días atrás. Lo esperamos con un gran asado, una mesa grande y platos para veinte. Después de los primeros brindis, justo en el momento de servir, aprovechó un momento de silencio para confesar su desilusión: ‘¿No vamos a comer todos de la tabla, con la mano?’, preguntó. Eso era lo que más le gustaba de nuestro asado, dijo. Bueno, creemos que el nombre del Festival y su propuesta intentan recordar qué significa ser de acá; quiénes somos nosotros, qué nos diferencia, qué nos acerca o qué nos separa del resto del planeta. Por más que se el mundo esté globalizado, las culturas son muy ricas y diferentes. En el Festival Nuestro la gente se junta a compartir, a dar lo que cada uno tiene, a mostrar su manera de hacer las cosas y ver las cosas. La Vela Puerca va también a aportar lo suyo, y como somos uruguayos, podemos sumar otro matiz.”

“Lo nuestro es la vanguardia”
(Santi Aysine, de Salta la Banca)

“Lo bien nuestro, en este momento, es la vanguardia musical argentina, que está enterrando los paradigmas que le hicieron mal al rock y está recuperando las cosas buenas, como reivindicar al Flaco Spinetta o al mejor Charly García. Es buenísimo rescatar los elementos de la cultura que tienen en cuenta de dónde somos y qué pasó en el recorrido. Se está rompiendo con la egolatría y la vanagloria artística; las peleas entre bandas por quién cierra un festival, por ejemplo. La figura de la estrella de rock no corre más; de hecho, nunca fue algo genuino. El nuevo paradigma es defender lo nuestro, entender que los otros músicos son colegas que están laburando y que, como trabajadores, tienen que luchar por sus derechos. Es fundamental que los artistas se comprometan en ese sentido. Hay un nuevo rock ecléctico, con una apertura muy grande, con bandas como Las Pastillas del Abuelo y Pampa Yakuza. Es una vanguardia del rock nacional que resignifica lo bueno, con más compromiso desde lo musical y desde el mensaje. Si no seguimos ese camino, todo se va a poner muy chato.”

“Lo nuestro es el interior del país”
(Pablo Spivak, de El Bordo)

“Me preguntan sobre la argentinidad del rock y pienso en todo eso que sentimos cuando salimos de gira por el interior del país. Lo más nuestro que tenemos está en el trabajo de hormiga que hacemos para que la banda llegue a las provincias. Es un laburo muy arduo, pero siempre bien recibido por la gente de cada ciudad. Así conocimos la idiosincrasia de cada lugar, entendimos las distintas texturas, personalidades y preferencias, de un modo casi geográfico o climático. Sabemos que, en el Sur, les gusta el rock distorsionado, pesado y áspero, y que en los recitales podés ver remeras de Carajo y Almafuerte. O que, en el Norte, son más fiesteros y simpatizan con otro repertorio. Es increíble cómo en la lista de temas que armamos se ve reflejada la personalidad de cada lugar. Por otra parte, si tengo que identificar a un artista que represente lo nuestro en el rock, te diría que es Chizzo, de La Renga. Nadie ha ejecutado el rock de estadios tan perfectamente como él. Me sigue conmoviendo como cuando lo escuché por primera vez, cuando yo estaba en el colegio secundario.”

“Lo nuestro es Charly”
(Joaquín Vitola, de Indios)

“El exponente más fuerte de lo nuestro es Charly García. Se lo puede tomar como una persona instantánea, fresca y muy honesta con la música que hace. Aún en los momentos en los que no estuvo bien, el tipo nunca bajó su nivel de intensidad y eso es algo muy argento: ser pasional y auténtico; ser la antena más grande que representó al país en ese costado visceral. Charly une muchas cosas que están en nuestro ADN: sacar todo para afuera, hablar sin filtro, ser sutil y guarro para putear. Todo eso es un resumen complejo de nuestra personalidad. La cultura rock argentina es muy fuerte y muy rica. El rock se adueñó de nosotros, nos dejamos llevar y nos voló la cabeza. Esa riqueza que le supimos imprimir al género, tomando elementos europeizantes y un poco de todos lados, también es algo que nos representa.”

“Lo nuestro es la mixtura”
(Joaquín Varela, de Jeites)

“Lo nuestro tiene que ver con la Historia. Con nuestro continente, con la mixtura de géneros musicales que conviven y que hablan de la gente de cada región. Lo que hace el rock es contar esas historias. Como La Renga, cuando toca Allá en Tilcara, o La Vela Puerca, que se mete con los héroes urbanos y anónimos. Como La Bersuit, algo bien argentino, porque supo sintetizar muchos de esos géneros en una mixtura de alta combustión, con rock, cumbia y canciones de protesta. Como dicen en su canción La argentinidad al palo, ‘tanos, gallegos, judíos, criollos, polacos, indios, negros, cabecitas... pero con pedigrí francés’. Con Jeites, cuando giramos por Tucumán, Chaco, Misiones, Jujuy o Salta, entramos en contacto con esas historias simples, esa gran mezcla, infinita, que conforma nuestra identidad. Por otra parte, la idea de seguir una banda también es algo muy nuestro: las bandas juntan mucha gente, arman una gran familia que se identifica con las canciones”.

“Lo nuestro es la amistad”
(Nacho Agosti, de Otro Mambo)

“Puedo decir que lo nuestro, para Otro Mambo, es un poco lo que hizo a la banda desde el vamos y tiene que ver con la amistad. El formato de guitarras y cajón peruano es una instrumentación que invita a tocar canciones, que casi necesariamente genera una ronda. Para nosotros la argentinidad pasa por ahí: el encuentro, la reunión, las guitarreadas, el asado que se va haciendo de fondo... En el grupo hay varios que son de Zona Norte, así que nos pasábamos tardes enteras tocando frente al río; muchos de nosotros recién empezábamos a tocar un instrumento y con el tiempo nos fuimos perfeccionando. Ese ritual fogonero también lo llevamos al Uruguay, cuando fuimos a Cabo Polonio. Para mí, eso es ‘lo nuestro’, lo argentino: tocar en una banda que compartís con tus mejores amigos, desde los músicos que están arriba del escenario hasta el manager o el sonidista. Eso es increíble.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.