no

Jueves, 31 de diciembre de 2015

#CHICASALFRENTE

 Por Luis Paz

Ni una banda de mujeres ni una liderada por una chica serán noticia solo por el vetusto criterio de la rareza. Raro, en todo caso y según Ricky de Flema, tendrás el orto. Ya corriente que mujeres protagonicen y enriquezcan el rock y el pop argentinos, 2015 consagró el aporte de precoces heroínas y el éxito de aún jóvenes chicas. Excepcional fue el caso Eruca Sativa, cuyo Luna Park resultó el mejor concierto local del año en la Encuesta del NO. Además, el vozarrón de Lula Bertoldi fue invitado a muchos discos de bandas nuevas. En el under local hubo apariciones mixtas como Coral Casino, WOM, Tototomás o Shona, y nuevas obras de Los Rusos Hijos de Puta, Sr. Tomate y Mujercitas Terror, con mujeres fundamentales para su sonido (como Gabo, de Asalto al Parque Zoológico, fallecida en la tragedia de Germanwings). Ni hablar de ensambles de pura feminidad como Ibiza Pareo, Las Taradas o Amas de Casa Rock o chicas solistas como Flor Podrix, Sol Bassa o Marina Fagés.

Sara Hebe se consolidó como la mejor, más movediza y más pujante artista del rap local, junto a Ramiro Jota firmó Colectivo vacío, de los discos más representativos del under argentino este año, y metió unos buenos feats, entre ellos con las siempre aktivas Kumbia Queers y en un tándem disco-show que fue de lo más bello del año: el Sueño real de Shaman y los Pilares de la Creación y su presentación en Caras y Caretas 2037. Compañera de sello de Shaman (Concepto Cero), Mariana Päraway siguió tejiendo su Hilario.Todo apuntalado por una expansión cultural de la ética y la estética de la rockera argenta fuera de la publicidad. Desde una singularidad más ondera, las chicas de la obra de teatro Futuro. A partir de una militancia física, el ingreso al porno de María Riot.

Y también fue un movimiento trasfronterizo. Mientras las CocoRosie, tocando en Niceto y grabando acá, se consolidaron como referentes y musas pop (lo que incipientemente vinieron a cimentar también las Warpaint), vinieron otras referentes internacionales de culto (Moon Duo, Pharmakon), querubinas del pop astuto (St. Vincent, Sharon Van Etten) y brillaron con sus discos nuevos otras consagradas en castellano (Natalia Lafourcade, Bomba Estéreo, Javiera Mena). Hasta hubo movimientos cruciales de chicas en la música joven global. Uno, el de las wachiturras del pop, con Charli XCX moviéndole el totó a Iggy Azalea. Y otro, el de las sofisticadas del neopop: Marina and the Diamonds y Florence + The Machine a punto de venir. Y con ellas, también a Lollapalooza, la más incontenible de las chicas que hacen música, la joven padawan del erotorap, Yolandi Visser.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: CECILIA SALAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.