no

Jueves, 14 de enero de 2016

LOS FUTUROS #40: DAVID ALABA

ALABADO SEAS

El 3 del Bayern Munich es hijo de un príncipe DJ y una modelo enfermera.

 Por Lucas Garófalo

Es el año 2002 y un David Alaba de 10 años juega a la pelota con sus amigos en una playa del Tirreno, un destino habitual para las familias austríacas, que suelen llegar a la paradisíaca costa italiana en busca de la salida al mar de la que su país carece. Esta familia en particular, además, está compuesta por una madre filipina (enfermera, ex ganadora de un concurso de belleza) y un padre nigeriano (DJ, músico, príncipe de la antigua ciudad de Ogere Remo). ¿Se puede tener más onda? Sí: todo tiene más onda en una playa del Tirreno.

Es en ese contexto de lo más improbable que un cazatalentos del club Austria Viena ve al niño Alaba patear sobre la arena y piensa: “Epa, acá hay algo”. Y se lo lleva. Apenas seis años más tarde el pibe debuta en primera en el club de su ciudad natal, no sin antes rechazar dos veces ofertas jugosas del poderoso Bayern Munich de Alemania. ¿Por qué un juvenil se negaría a pasar a uno de los equipos más grandes del mundo a cambio de una tonelada de plata? Nada más que por despecho. En inferiores, Alaba odiaba jugar contra el Bayern. “Ellos llegaban a los partidos con los buzos de marca de los profesionales, en unos micros espectaculares. Era como si nos hicieran el favor de jugar contra nosotros”, dijo.

Pasada la furia adolescente, el lateral izquierdo más promisorio de su generación finalmente acepta la oferta. A los 19 pierde su primera final de Champions League. A los 20 gana la segunda. En el medio, se convierte en el jugador más joven de la historia en debutar en la Selección de Austria, equipo en el cual no juega de 3 sino de doble 5, manejando los hilos. Entonces Pep Guardiola firma como técnico del Bayern y todo termina de explotar: no hay nada que le guste más al entrenador catalán que un futbolista polifuncional.

“Alaba es nuestro Dios”, dijo Guardiola a mediados del año pasado, después de ganar la Supercopa de Alemania. Así nomás, sin vueltas: “Ha jugado en prácticamente todas las posiciones de la cancha”. Pre seleccionado en la lista de candidatos al Balón de Oro que finalmente ganó Messi, el austríaco está en el mejor momento de su carrera: es un jugador total. Según los rumores, Messi, Guardiola y Alaba podrían coincidir pronto en el Manchester City de Inglaterra, ya que su dueño, el jeque árabe Mansour bin Zayed Al-Nahyan, está decidido a convertirlo en el mejor equipo del mundo. ¿Y quién se anima a decirle que no a un jeque?

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.