no

Jueves, 14 de abril de 2016

IZZY Y SIMON DE SHADOWHUNTERS

Las guerras nocturnas

Cuchillos, monstruos y tacos aguja en la nueva saga del fantástico urbano.

 Por Federico Lisica

¿Qué sucedería en un tête à tête entre Clary Fray, de Shadowhunters, y las chicas de Los Juegos del Hambre, Divergente, Maze Runner o La Quinta Ola? Es hora de que las heroínas del target jóvenes adultos se pongan de acuerdo, salven al universo de una vez y se tomen vacaciones. Pero sería demasiado aburrido. Además, en esos universos distópicos, épicos, angustiantes, llenos de colmillos, ballestas y algún que otro chupón, no hay lugar para pensar demasiado. Todas deben actuar porque el (su) destino lo demanda. Y porque se hacen cargo de su presente. En el caso de Clary, el autodescubrimiento comienza cuando cumple 18 y se entera de que posee sangre angelical. Menudo regalo de cumpleaños recibe justo en el paso a la adultez. Así, será parte de un equipo de “cazadores de sombras” munidos de cuchillos luminosos, que lucha contra toda clase de monstruos.

A más de una década del arribo de Bella Swan, de Crespúsculo, a las librerías, el fenómeno se renueva con esta producción basada en una saga de Cassandra Clare (¿la George R.R. Martin del Urban Fantasy?) que puede verse por Netflix. Lo corroboraron la franquicia y los gritos de las fans desde la puerta de un hotel porteño, hace unas pocas semanas, para pispear a Alberto Rosende y Emeraude Toubia. El interpreta a Simon Lewis, amigovio de toda la vida de Clary, algo nerd, introvertido y con un secreto a punto de revelársele. Ella a Izzy Lightwood, una letal mata demonios que maneja tan bien su látigo como los zapatos de taco aguja. Dos actores orgullosamente latinos, y orgullosos de que no los hayan convocado para hacer, justamente, de latinos. “Creo que los fans tienen un gran amor por la historia y por nuestros papeles, sienten que son parte de una familia, de un grupo. Y lo son”, dicen en conjunto en entrevista con el NO.

¿Por qué creen que se genera esa empatía?

Emeraude Toubia: Primero por la fantasía. Hay hombres lobo y vampiros, y los que los combatimos. Pero también están las relaciones, los primeros amores, por ejemplo. Se conectan porque están pasando por algo similar.

Alberto Rosende: Tiene que ver con los cambios y con conocerse a sí mismo.

¿Qué define a un shadowhunter?

ET: Tiene que ver con desprenderte de lo que eres en función de algo más. Están dispuestos a arriesgar su vida por los humanos: Izzy es una guerrera apasionada, le encanta verse bien, pelea en tacones, va maquillada, con un vestido muy sexy y cortito. Ella es eso, pero también tiene conciencia de lo importante. Me parece que un lindo mensaje.

¿Imaginaron en su cotidianeidad que harían sus personajes en tal situación?

ET: A mí me sucede. Cuando salgo de noche, me imagino que tengo un sexto sentido y como que veo entre la oscuridad. Si hay una situación extraña, me preparo como para dar un buen golpe que aprendí con mi coreógrafo. ¿Podré derrotar a esa persona? Obviamente que no. “Vete a dormir”, me digo.

AR: Siempre. Simon está conmigo. El es fan de Star Wars. Ahora veo por esa ventana y para mí esos edificios tienen forma de tanques AT-AT. Es ver la vida con otros ojos. No beberé sangre, eso sí.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.