no

Jueves, 5 de mayo de 2016

CAMERON MONAGHAN, LA JOYA DE GOTHAM

Quisiera ser grande (y malo)

El mejor personaje de la serie-precuela lo hace este pibe californiano. ¿Acaso el Guasón definitivo? Casi seguro.

Ciudad Gótica no necesita a Batman, pero sí al Guasón. Al menos en la serie-precuela Gotham (martes a las 22.30, Warner Channel), que tiene tanto de comic como de policial negro. Apoyada en personajes conocidos pero más jóvenes que nunca -como un teen Bruce Wayne, Alfred, el Pingüino, el Acertijo, James Gordon o la púber Gatúbela-, Gotham tiene como gran estrella a la estrella ausente. O casi: el presunto Guasón apenas apareció en tres o cuatro episodios. Y ni siquiera es un hecho que ese pibe flaquito de sonrisa excesiva, cara de payaso y pulsión asesina sea efectivamente quien sospechamos. Pero es el mejor de la serie, lejos.

El personaje se llama Jerome (con jota de Joker) y en la ficción salta a la fama tras tomar una comisaría y matar policías uno a uno, entre carcajadas, en vivo y por televisión. Un pibe asesino que causa espanto en los noticiosos de Ciudad Gótica. ¿Cuánto tardará Gotham en descartar a los otros aspirantes -¡hasta hay una virtual Guasona!- y confirmar que este pibe es, nomás, el Joker? Esa es la verdadera intriga de la serie, ya que la máscara que algún día usará Bruce Wayne no es secreto. Mientras la serie entra en el sprint final de su segunda temporada, habrá que esperar. Y vale recordar que el creador de Gotham, Bruno Heller, estiró las cosas con su serie anterior, El mentalista, y necesitó seis temporadas para revelar la identidad del asesino serial que atacó en el... primer episodio.

Igual, este presunto Guasón tiene todo el futuro por delante, ya que es más joven que todos los guasones conocidos: todavía no cumplió los 20, mientras que César Romero era un sexagenario, Jack Nicholson un cincuentón, Heath Ledger rozaba los 30 y el Jared Leto que se viene ya pasó los 40.

Este Jerome viaja en la carne de Cameron Monaghan, un actor californiano de 22 años (el de la versión yanqui de Shameless, que da TNT Series). Su gran interpretación de pibe chorro, asesino juvenil desalmado y homeless sin familia, mezcla de diablo y Sid Vicious, toca en Gotham una cuerda que la ficción mueve de vez en cuando (La Naranja Mecánica, Asesinos por naturaleza) y los noticieros del mediodía, muy seguido: la del joven que da miedo. Y que no tiene nada que perder.

De hecho, ni siquiera los archivillanos veteranos de esta Ciudad Gótica lo toman en serio: lo forrearon, traicionaron y hasta asesinaron. Al cierre de esta edición, su cadáver sonriente flota en formol esperando que lo resuciten. Va a pasar. Los grandes psicópatas nunca mueren: viven en nuestros corazones.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.