no

Jueves, 11 de agosto de 2016

LEóN LARREGUI TUVO MELLIZOS

“No trato de agrandar mi ego”

Un hijo y un disco solista basado en los sintes llevaron a su cantante a postergar lo nuevo de Zoé.

 Por Yumber Vera Rojas

Ser o no ser. La cuestión estaba entre sacar un nuevo álbum de Zoé y salir de gira o esperar hasta 2017, cuando se cumplirán 20 años de la fundación de este grupo emblemático del indie mexicano. Pero su frontman, León Larregui, aprovechó el embarazo de su compañera para meditar, y cuando se dio cuenta de que la inspiración había volcado hacia esa experiencia, tras componer y por sugerencia de su chica, le pidió a la banda el favorazo de que lo esperara hasta el año que viene para tirar la casa por la ventana. Y siguió adelante con Voluma, segundo disco en solitario, inspirado en la paternidad.

“Te cambia la vida porque te obliga a ser más responsable”, asegura el cantautor por teléfono. “Si bien muchos músicos trataron el ser padres en sus canciones, intenté que se percibiera mi perspectiva. Por eso hay temas de amor, otros en los que hablo de mí, y hasta rozo la política en Luna llena.”

Si su primer álbum solista, Solstis (2012), se distanció del sonido de Zoé, esta secuela tributa al romanticismo de su compatriota José José, pero sobre todo a la sensualidad del francés Serge Gainsbourg. Por lo que, al igual que en su debut, Larregui volvió a París para grabar este repertorio y convocó nuevamente a su vecino Adan Jodorowski para que se encargara de la producción. “Como conoce bien la música de Gainsbourg, Adan quiso ayudarme a hacer el disco”, explica este buen amigo de Babasónicos.

Además, “Adan está conectado con mucha gente en Francia”, y terminaron involucrándose en el proceso Rob y Jack Lahana, colaboradores de Air y Zaza Fournier, entre otros, quienes ayudaron a Larregui a consumar un trabajo que enaltece al sintetizador. “Solstis fue intencionalmente acústico, así que esta vez me saqué las ganas de usar la colección de sintetizadores de Rob, lo que cambió la perspectiva musical porque nos dedicamos a experimentar.”

Larregui está sorprendido por la estupenda recepción a su proyecto unipersonal. Al punto de que no toca temas de Zoé. Y Buenos Aires, donde estuvo por última vez en 2014 con la banda, no será excepción. “A mis primeros shows venía a verme público de la banda, pero entendieron rápidamente de qué se trataba esto. Y en ese proceso se acercó otra gente que ni siquiera seguía al grupo”, relata el mexicano, quien a pesar de no haber tenido el visto bueno de Damon Albarn cuando le mostró los primeros temas de Zoé, recibió de parte del líder de Blur algunos tips valiosos con los que sacó adelante al quinteto.

“No a todos los cantantes de un grupo que deciden hacer carrera en solitario les va bien. Por eso me siento muy afortunado. Sin embargo, no pienso dejar Zoé. Con esto tampoco trato de agrandar mi ego. Lo que más deseo es crecer artísticamente y como persona. Y en eso estoy.”

* Domingo 14/8 en La Trastienda Samsung, Balcarce 460. A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.