no

Jueves, 26 de octubre de 2006

LA BANDA QUE NUNCA VAS A ESCUCHAR

Hoy: Club Mediums, rock espiritista

 Por Javier Aguirre

Todo aire renovador es bienvenido en el mundo del rock, y la propuesta de los Club Mediums definitivamente pisa el felpudo con la inscripción “welcome” de las cuevas más under de Puerto Madero. Esta banda porteña de clase acomodada —sus líderes, los hermanos Héctor y Néstor Sueiro, son hijos de un diplomático argentino, ex embajador en Haití, donde aprendieron a cultivar el vudú— incorpora en su espectáculo una batería de recursos sobrenaturales. Y así como disponen de hechizos benévolos, como asegurar que sus canciones “curan el mal de ojo y contrarrestan gualichos de los grasas cumbieros”, también son capaces de realizar temibles embrujos como practicar vudú a sus detractores (ya lo sufrió un crítico de FM La Tribu, que los tildó de “desafinados onda Cantando por un sueño”, y al día siguiente amaneció con un alfiler misteriosamente clavado en el bajo vientre).

Sin embargo, lo que realmente hace distintos a los Club Mediums es su método compositivo, que incluye invocaciones a los difuntos. Así, ellos sostienen que, tablero huija mediante, el espíritu de John Lennon les dictó la letra de su hit Imagina un mundo sin los Rolling Stones (de hecho, en el librito interno del CD, los créditos del tema aparecen como “Lennon & Sueiro”). Del mismo modo, atribuyen la coautoría de la emotiva balada Amanece en el Shopping Abasto al espectro de Luca Prodan. E incluso la instrumentación de algunas canciones es, según aseguran los Sueiro Brothers, fruto de su buena llegada a los grandes finaditos del rock; como el incendiario solo de viola del blues The Faena Hotel Experience (que les habría dictado Jimi Hendrix, nota por nota, efecto por efecto y pedal por pedal).

Aunque son algo tímidos a la hora de hablar de sus sesiones junto a las más célebres ánimas del rock, los hermanos Sueiro se limitan a calificar a la aventura de componer junto a Pappo, Joey Ramone, Freddy Mercury o Marley (Bob), como “un gustito que nos dimos”. Lo que sí admiten es que su único álbum, Lamento haitiano (2005), tiene alta rotación en las principales FM del cielo y el infierno.

* Cualquier parecido con la realidad será, por lo menos, inquietante.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.