no

Jueves, 21 de julio de 2005

CUCHA, CUCHA

Cuchá, cuchá

 Por Santiago Rial Ungaro

Con actitud para rockear y gracia para rollear (no es poco en estos tiempos), los Glasgow intentan distinguirse entre tantos grupos dispuestos a llevarse al mundo por delante antes de que suceda lo contrario. Las provocadoras rítmicas de los Glasgow y los imaginativos punteos de Pablo Liendro llevan al grupo hacia un glam-rock suburbano cuyo sonido quizá merecería temas más inspirados. O no, si no nos guiamos por el viejo refrán stone: “Is the singer, not the song”. Pasado ramonero y fascinación con las fieras lunáticas se adivinan en este Ultimátum, en el que también se percibe el impacto del lado más rolinga de los Primal Scream. Contacto en [email protected]

En sólo media hora, los nueve temas de El dueño del silencio, primer disco de Mundo Mandinga, eligen deambular por estados de ánimo melancólicos, que pueden resultar darks o bien tangueros. Integrado por Mariano López (también bajista de Adicta, a cargo de guitarras, pianos y programaciones) y Diego Siri (en voces), el dúo elige cierta sobriedad sin temerle a la monotonía. Sobre el final, en piezas como El mensajero y en El dueño del silencio sugieren que, cuando se animan a experimentar, los Mundo Mandinga pueden ser estilistas y atrevidos.

Por su parte, el segundo disco de Shambala termina alegremente cantando que “el mundo es un lugar maravilloso y nosotros somos parte de la magia que hay en él”, pero empieza con la voz del Subcomandante Marcos reclamando paz y justicia para los pueblos aborígenes sudamericanos. Su propuesta musical tiene tanto de la inocente y combativa devoción de unos Israel Vibrations como de la intención de sintetizar ritmos mestizos de un Manu Chao, aunque ellos cuentan con la ventaja de que, siendo de Morón su “Grado Latinoamericano”, tienen la temperatura y la textura de sus propias vivencias: “El auténtico sonido del vecindario”, según ellos. Los Shambala cantan bonitas cadencias amorosas, pero no se limitan a eso e invitan en sus letras a no subestimar a los niños, a no juzgar a los demás y a tener esperanza, que la revolución está ahí, a la vuelta de casa.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.