no

Jueves, 15 de diciembre de 2005

CUCHá, CUCHá

 Por Cristian Vitale

Se nota que es mucho lo que el trío Trigo sacó de su mochila para el disco debut: Palabras ocupadas. Centralmente esto, palabras. La pluma de Santiago Greco –compositor, escritor, cantante y guitarrista– es utilizable y eficaz para una primera, segunda o tercera cita... depende cómo venga la mano. El tema que abre el disco, Dios entre escombros, da una vuelta estética acuosa “de primer beso” (Hablo de noches intensas / de las calles sin ciudad / de la lluvia dentro de ella / de mojarse de verdad). Mandarina ayuda a seguir (Jugo que la lengua / sabe conseguir) y en De más, ya no hay vuelta atrás (Me mataste saboreando pausas / siempre admiré tu perversión). Claro que no basta con palabras. El trío, que completan Andrés Dulcet en bajo y Marcelo Salvati en batería, compone con versatilidad y experiencia. Definen su música invariablemente como rock de cámara, música para escuchar del lado de adentro, rock para pogo instrospectivo o rock ¡con cocción creativa! Pero alcanza con decir que fabrican lindas canciones. Muy recomendable. (www.trigo.com.ar)

lEs divertido enterarse por qué Fuking Neurus se llama así. Dicen que la banda compró una Neuss de naranja en uno de sus primeros ensayos y el envase entumeció allí. De tanto estar, Neuss mutó en Neurus -.sí, como el doctor malo de Hijitus– y les resolvió el mayor problema, porque el otro –el musical– ya estaba resuelto. Andre, Javo y Langosta tenían definido el rumbo de antemano y su primera producción -.homónima– no hizo más que materializarlo. La propuesta es noventosa y redundante. Se nota que los pibes escucharon mucho a Pearl Jam y Soundgarden, pero también a Limp Bizkit y sus herederos argentos. Sólo apto para oídos grunge o nu metal. El resto, abstenerse. (www.fneurus.com.ar)

lLos Duendes negros no arriesgan y es acertada la decisión. ¿Para qué más si con rocanroles pegadizos, baladas, algún blues y lindas armonías basta para divertirse? Más vale no experimentar cuando el rock and roll se lleva puro en la sangre, porque se puede incurrir en un error. El sexteto, en rigor, propone un rock venal cargado de historias de sexo rápido, borracheras de ginebra, muertes de suburbio y forajidos de bar. Entre el bien y el mal –nombre del disco– es para pibes con enterito, flequillo, toppers. Y sin rollos. (www.duendesnegros.com.ar)

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.