no

Jueves, 2 de agosto de 2007

CUCHá, CUCHá

 Por Cristian Vitale

Canción pura (Aballay/Padrevechi)

En cuestiones de neotrova cancionera, pocos tienen con qué darle a don Padre, voz y pluma estupenda del under nacional. El plus de Aballay, su amigo de bares y compositor de buena parte de los temas, no hace más que apuntalar sus bien cosechados pergaminos. Ellos las llaman canciones puras y –exacto o no– lo que se deslinda de ellas es que no es necesario disfrazar la música para que ésta brille de mil colores. Sobra con magia, una guitarra, un tema inmenso como Monjes de la nada y talento. Discazo. www.cancionpura.com.ar

Los caminantes (Shaila)

La fórmula Shaila (que es la del punk californiano) permanece intacta. Melodías pegadizas, hipersensibilidad, energía controlada y un plus: las letras de Joaquín Guillén, tal vez las más talentosas del estilo. Lúcidas, inteligentes y arriesgadas. “Si el rock no murió, tendría que suicidarse”, sentencian en No soy rock y también le hacen un lugar –necesario– a la historia, con una visión prodigiosa sobre el asesino sitio de Guernica: “Las bombas caen como un cincel tajando el lienzo / pintando en él nuestras miserias, nuestras desgracias / Y le extendí mis brazos para caer sobre él”. Lo que se dice, un anarco positivo. www.shaila.com.ar

Pleno vértigo (Subzero)

Exponentes del electro-rock que, fiel a la prosapia, ubican sequencers, programaciones y guitarras distorsionadas en un mismo plano. Música llena, completa, pocas veces etérea, casi siempre rabiosa y actitud en permanente tensión. Efectos: el oído transpira, el cuerpo tiene a moverse pero se queda en el intento y el sexo asume su centralidad entre las preocupaciones poéticas de la banda. Suma: el instinto los condena (lo dicen ellos, eh). www.subzerovirtual.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.