no

Jueves, 12 de junio de 2014

EL TRUCO DE LA SELECCIóN

22 y el ancho

 Por Mariano Verrina

Una buena noticia: Alejandro Sabella tiene definidos en su cabeza a los once titulares del Mundial hace varios meses. Una mala noticia: Sabella tiene definidos a los titulares hace varios meses. Cada cual elegirá con qué cara quedarse de esta moneda. Ya pasó la euforia/operación por el reclamo de convocatoria a Carlos Tevez, también se fueron esfumando las críticas por el flojo rendimiento de Sergio Romero. Y quienes se enojan porque es titular Marcos Rojo no sabrán qué contestar cuando le pidan un mejor reemplazante en su puesto. Ya está. Son estos 23.

Y son estos once: Romero; Zabaleta, Fernández, Garay y Rojo; Gago, Mascherano, Di María; Messi, Agüero e Higuaín. Un 4-3-3 flexible que puede mutar con la pelota en movimiento a un 4-2-3-1. Salvo una catástrofe, Argentina pasará primera en su grupo. Y si todo sale bien, podrá mantener su esquema ofensivo en octavos de final, ya que el rival (Ecuador, Suiza o Francia) no será uno de los grandes cucos. De ahí en más llega la recta final. El famoso quinto partido que viene expulsando a la Selección de las Copas del Mundo. ¿Será Portugal con Cristiano Ronaldo? ¿Qué hará Sabella?

Es en ese momento cuando deberá aparecer el plantel. Ese que todavía no se terminó de conocer acá. Los titulares se saben de memoria y, salvo por algunas cuestiones de gustos –Gago no llega con ritmo de juego y hace rato que no es el que supo ser, Demichelis puede ganarle el puesto a Fernández, ¿qué pasará con el mediocampo cuando el rival ataque por las bandas?, no hay demasiados lunares. Pero en un Mundial se necesita de esos jugadores número 12, 13 o 14. Maxi Rodríguez, Enzo Pérez, Lavezzi, el propio Demichelis para armar una línea de cinco, Biglia, Augusto, Ricky... Ninguno es capaz de ganar solo un partido como Messi o Agüero, pero deberán ser puntuales a la hora de que les toque dejar su huella.

Mirando su currículum, se sabe que el entrenador argentino no comerá vidrio. Si choca contra un gigante (Brasil, Alemania, España, Italia), seguramente optará por guardar la manta corta, desarmar el cuarteto ofensivo y reforzar la defensa: Demichelis por Agüero o Higuaín es el cambio cantado para jugar con tres centrales en el fondo, Zabaleta, Gago, Mascherano y Rojo en el medio; y tres arriba.

El fixture le hace un guiño a la Selección para soñar con saltar el karma de los cuartos de final. Hay equipo. Sobre la marcha quedará más claro si hay plantel. Argentina tiene el ancho de espadas (Messi) en su mazo. Al igual que en el truco, si es acompañado por dos cuatro, se desperdicia. Pero si esas cartas que están en el fondo del mazo cobran valor y si los que saltan desde el banco aportan lo suyo, quién te dice que... arrancó el Mundial.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • El rebusque
    Por Juan Ignacio Provéndola
  • 22 y el ancho
    Por Mariano Verrina
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.