radar

Domingo, 16 de octubre de 2011

INEVITABLES

TEATRO

Muñecas taiwanesas

Tres frágiles muñecas taiwanesas que encontramos como saldos en negocios decadentes. Muñecas que una tía regala para salir del paso. Muñecas incoleccionables. Tres muñecas, tres mujeres, tres segmentos de vida entrelazados, con la danza, la coreografía, una repetición carente de vitalidad, como excusa contenedora. El poder, el vacío, el vacío de poder y la lucha por conseguirlo. El amor y la falta de amor.

Dirigida por Christian García, director de El monstruo tan temido y La Manchada. Un mundo femenino, contado desde el imaginario delirante de su director, un hombre.

Viernes a las 23, en Teatro Vera Vera, Vera 108. Reservas: 154-172-7377. Entrada: desde $ 30.

Cmmn Sns Prjct

Laura Kalauz y Martín Schick trabajan juntos en obras de teatro y danza, investigaciones de campo, intervenciones performáticas e instalaciones. En cada trabajo se plantean preguntas acerca de los límites y las posibilidades del espacio performático, y la relevancia y responsabilidad propios en tanto artistas contemporáneos. Este espectáculo interviene el plano de las relaciones sociales y económicas: allí busca las grietas o fisuras que pudieran ocurrir cuando se opera más allá de la lógica del rédito económico. CMMN SNS PRJCT propone formas de intercambio alternativas que redefinen las maneras habituales de negociar. Aunque nos encontramos dentro del contexto teatral, las consecuencias de estos actos irán más allá de los límites de la ficcionalidad. La obra fue estrenada en marzo de 2011 en Berlín y presentada en Hamburgo, Dusseldorf, Viena, Zurich, entre otras ciudades.

A las 20.30, en La Carpintería, Jean Jaurés 858. Entrada: desde $ 35.

MÚSICA

Tres Pecados: Diciembra

“Año Nuevo y todo sigue tan viejo”, canta Pau O’Bianchi en el tema que bautiza el nuevo disco del grupo insignia del más nuevo rock montevideano. Pero en realidad, con su quinto trabajo en cinco años de existencia, el trío logra que el indie suene nuevo, y al mismo tiempo que la novedad valga por su peso en canción y no sólo por ser eso, novedad. Detrás de un apodo que oculta en realidad el nombre real –por eso Pau o Bianchi, nombre o segundo apellido, jamás el primero– hay más de un grupo. Aunque Millones de Casas con Fantasmas es su proyecto solista, lo acompañan los músicos de Tres Pecados. En su último disco, Los desmayos, editado apenas unos meses antes que este Diciembra, el tema “Yola” daba una pista del lugar en que se encuentra el grupo, al celebrar a los Yo La Tengo como una suerte de tíos musicales. Descendientes confesos del heterogéneo noise del trío de Hoboken, Tres Pecados siempre ha sido un grupo capaz tanto de estallar en electricidad como de esconderse detrás del hermetismo porque sí, como en el disco Liu y las dificultades graves en el aprendizaje (2008), cuyos temas sin nombre esconden una maravillosa versión de “El ojo blindado”, de Sumo. En las nueve fascinantes canciones que integran el admirable Diciembra logran entregar su versión más accesible y, sí, montevideana, sin tener que arriar ninguna de sus banderas. Algo que, entre otras cosas, se llama madurez.

Todos los discos de Tres Pecados se descargan gratuitamente en www.3pecados.com

Pol Nada: He estado en varios lugares a la vez

Una particular versión folk y reducida de Lobo suelto, cordero asado. Eso es lo que logra el rosarino Pablo Jacobo, alias Pol Nada, en un EP que desactiva los reflejos tribuneros de los temas más conocidos de los Redondos, y los deja aptos para el fogón. Mención especial para “Es hora de levantarse, querido”, el menos anclado por su popularidad, y por eso el que vuela más lejos.

DVD

La red sexual

Según cuenta su historia —en una adaptación libérrima de un caso real— esta película titulada originalmente Middle Men (“Los intermediarios”) y que salió semanas atrás directo a DVD sin pasar por los cines, los primeros que tuvieron la idea de ofrecer transacciones por Internet pagas y seguras fueron, a fines de los ‘90, un par de amigos trasnochados, fumones y cocainómanos, uno veterinario y el otro ingeniero de la NASA, ambos caídos en desgracia en sus respectivas profesiones e interpretados en la ficción por Giovanni Ribisi y Gabriel Macht. En un principio parece uno de esos relatos de ascenso de un par de emprendedores visionarios, pero al rato queda claro que lo que quiere contar su director y guionista George Gallo es el desmadre: el momento en que, habiendo ya ganado y perdido millones y enredados con la mafia rusa en la costa Oeste, los protagonistas se asocian a un correctísimo hombre de negocios de Houston llamado Jack Harris (Luke Wilson) que, en el intento de “rescatarlos”, se ve sumergido en su mundo de fiesta permanente y actrices porno y se convierte en el verdadero protagonista de la historia.

Culpable o inocente

Esta sí pasó por los cines pero algo inadvertida, lo cual es una pena, porque cumple cabalmente con todos los requisitos que hacen a ese subgénero que son los thrillers de abogados y tribunales una fuente de eficiencia dramática casi infalible. Matthew McConaughey consigue una de sus mejores actuaciones en el papel de un leguleyo californiano que se gana la vida defendiendo criminales de medio pelo, y que se ve en una encrucijada moral cuando debe defender a un rico empresario inmobiliario de Beverly Hills (Ryan Philippe) acusado de intento de violación y asesinato. Ahí está además Marisa Tomei como la ex del protagonista; un personaje secundario pero suficiente para levantar la temperatura de la pantalla en una sola escena.

CINE

Cleveland versus Wall Street

Quienes hayan visto Capitalismo: una historia de amor, de Michael Moore, y la más reciente ganadora del Oscar a mejor documental Trabajo confidencial (Inside Job), se habrán familiarizado con el concepto del crédito hipotecario subprime, entendiendo a fuerza de reiteración que se trata de una de las claves de la crisis que desde 2007/8 azota a Estados Unidos. El director suizo Jean-Stéphane Bron aborda el tema a partir de un caso en particular: el de la ciudad de Cleveland –donde se encuentra el Slavic Village, el “barrio eslavo”, una zona especialmente castigada– y el juicio que en 2008 le entabló a una veintena de bancos de Wall Street por su responsabilidad en la catástrofe hipotecaria. Pero como los abogados de las financieras consiguieron dilatar la causa, decidió tomar el toro por las astas y filmó –a falta de juicio– una representación hipotética pero realista del juicio con varios de sus protagonistas –fiscales, representantes de los bancos, testigos– reales, girando en torno de una pregunta básica: ¿Quién tiene más responsabilidad en un caso de especulación como éste: las financieras que les dan créditos a quienes no pueden pagarlos, o quienes los toman? Una de las mejores películas de la edición 2011 del DocBsAs que empezó este jueves pasado.

Viernes 21, a las 14.30, y sábado 22 de octubre, a las 22, en la sala Lugones, Av. Corrientes 1530.

Aquel martes, después de Navidad

¿Hay una nueva ola del cine rumano? Películas extraordinarias como La noche del señor Lazarescu o Policía, adjetivo son una prueba contundente de que hay al menos un aire de renovación que le ha ganado al cine de esta procedencia –hasta hace poco casi imposible de ver por acá– un lugar a nivel internacional. Y la película de Radu Muntean lo confirma, con su puesta en escena despojada y las actuaciones increíblemente naturales de sus protagonistas, un hombre que tiene una aventura con la dentista de su hija, y su esposa, en la escena en que el primero decide quemar las naves y contarle todo. Imperdible.

TELEVISIÓN

Person of Interest

Creada por J. J. Abrams en colaboración con Jonathan Nolan (el coguionista de El origen, Memento y la saga Batman) y protagonizada por el en general intenso hasta lo insufrible Jim Caviezel y Michael Emerson (más conocido como el siniestro Ben, de Lost) esta serie fue saludada por varios influyentes medios norteamericanos como la primera que vale la pena de verdad en la temporada televisiva boreal, que recién empieza. El asunto promete ser tan enrevesado como el de la notable pero frustrada Rubicon: un ex agente del gobierno es reclutado para trabajar en el experimento de un hombre que se hace llamar Mr. Finch, que recuerda un poco al argumento de Sentencia previa, la película de Spielberg basada en Philip K. Dick; y otro poco a la baticomputadora del Batman de los ‘60: se trata de una máquina capaz de predecir crímenes, mediante un sistema de entrecruzamiento de datos de infinitas fuentes. El tema, por supuesto, es menos el artilugio fantástico tecnológico que el estado de una sociedad asediada por el miedo y la paranoia.

Desde este martes 18, los martes a las 21, por Warner Channel.

El luchador

En esta nueva serie de producción propia del canal que la estará estrenando los próximos días por acá, nos infiltramos en el mundo de la lucha libre mexicana a través de la perspectiva real de cuatro luchadores en etapas muy diferentes de sus vidas y sus carreras dentro del Consejo Mundial de dicha disciplina, inmiscuyéndonos en sus dobles existencias –las públicas y las íntimas y familiares–, en la dureza de sus entrenamientos, en sus miserias cotidianas, las lesiones, las oportunidades perdidas, sus anécdotas secretas, y en las alianzas y traiciones de un mundo fascinante.

Desde el sábado 22, los sábados a las 22, por A&E.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared