radar

Domingo, 15 de junio de 2014

INEVITABLES

TEATRO

Señorita lucobein

Una locura retrofuturista. En un futuro apenas lejano, la organización política ha colapsado. El petróleo es suplantado por aceite de papa de primera prensada. El planeta gira entonces dividido en empresas. Las unas y las otras luchan entre sí por el control de la hegemonía empresarial, sometiendo a la escasa población sobreviviente con sus caprichos y vejaciones. La gente cobra con vouchers y a veces, horror, con bananas. Las bananas no alcanzan a fin de mes. Un gran éxodo de población proveniente de El Campo (último lugar entre la Rebelión) se dirige hacia las empresas con el fin de paliar su situación de miseria actual. Entre ellos está Laslo, un joven entrerriano, que en apariencia es un paisano más... sólo en apariencia. Dramaturgia y dirección de Nacho Ciatti. Con Iván Moschner, Federico Gelber, Leandro Ibarra, Gaby Pastor y Nicolás Barsoff.

Miércoles a las 21 en Teatro Anfitrión, Venezuela 3340. Entrada: $90.

El Topo

En El Topo, el recuerdo que se evoca remite al Teatro: se trata del viejo teatro, ese que se quedó en el tiempo, con sus personajes prototípicos y su perfecta sala a la italiana. Ese de las compañías y los repertorios. Había una vez un hombre a quien llamaban El Topo. No era un animal fantástico sino un hombre con un defecto físico, pero no muy diferente de los monstruos que vemos cada día. Un hombre cuya vida pasa en un teatro del que nunca salió para ver qué había más allá de sus telones. En esta pieza, en este monólogo, una identidad dividida nos permite conocer la intimidad de sus días. Escrita y dirigida por el poeta, dramaturgo y director Luis Cano. En un protagónico de lujo de Luciano Suardi.

Sábados a las 21 y domingos a las 20.30 en el Teatro La Comedia, Rodríguez Peña 1062. Entradas: $130.

MUSICA

Ghost Stories

A la vuelta de su colaboración con Brian Eno, que produjo sus dos últimos discos de estudio, Coldplay se encontró con los fantasmas de la separación de su voz líder para su flamante sexto opus. El fin de su mediática relación con la actriz Gwyneth Paltrow se hizo público casi al mismo tiempo que se conoció la lista de temas de Ghost Stories, un disco que aleja al grupo de Chris Martin de su pop etéreo de multitudes y lo acerca a las mejores canciones de su primer disco, Parachutes, que con el hit “Yellow” como estandarte empezó el camino hacia la fama catorce años atrás. Apenas nueve temas hay en el obviamente melancólico Ghost Stories, que inevitablemente palidece ante los grandes discos de separación del canon rockero. Pero dentro de la discografía de Coldplay aparece como un álbum sorprendentemente honesto, que recuerda las razones musicales por las cuales un grupo como Coldplay construyó su lugar.

Todo viene, todo va

Sin sc. Así es como se escribe el nombre de Los Inconcientes (sic) del Balurdo, un colectivo artístico que agrupa a más de una docena de músicos detrás de un “espíritu degenerado” –así lo denominan– que mezcla carnavalito, reggae, cumbia y folklore, entre otros dominios. Un camino que empezó en el 2008, haciendo covers acústicos de bandas de rock local, y ya lleva dos discos. Todo viene, todo va es el segundo, y en cada uno de sus doce temas nada suena forzado, y todo invita a un viaje cómplice y musical.

DVD

La visita del rey

La película más famosa del director sudafricano Roger Michell es Un lugar llamado Notting Hill, aquella que reunía a Hugh Grant y a Julia Roberts haciendo de una estrella de Hollywood. Luego, cooptado por los estudios y hollywoodizado, Michell no hizo nada más de interés, al menos hasta esta despareja pero atendible película titulada originalmente Hyde Park en el Hudson, que tiene la gracia de haber pensado que Bill Murray era una buena elección para hacer del presidente Franklin D. Roosevelt. Esta bizarrada del casting determina el tono de lo que estamos por ver y el resultado es como mínimo llamativo: Murray retrata a Roosevelt lejos de la habitual maqueta del tipo que fue elegido cuatro veces para la Casa Blanca y que lideró al “mundo libre” durante la Segunda Guerra, pintándolo más bien como un hombre solitario y triste cuya principal escapada vacacional consiste en refugiarse en la mansión de su madre en Springwood, al norte de Nueva York. Tras amagar con un estreno local en cines, acaba de ir a parar directamente al DVD.

Academia de vampiros

Este año, mientras se cumplían diez años de la comedia de culto Mean Girls –Chicas pesadas, que ayudó a cimentar la popularidad de su coprotagonista y guionista Tina Fey, de Lindsay Lohan antes del derrape, y de Rachel McAdams–, su director Mark Waters probaba que todavía conserva algo de la sensibilidad que durante un tiempo lo convirtió en el mejor narrador posible de la adolescencia cool norteamericana. Adaptación del best seller juvenil del mismo título, Vampire Academy se propone como una anti-Crepúsculo: nada de sufrimiento de jovencitas vírgenes, todo diversión y maldad. Y nada de mosquitas muertas: Zoey Deutch y Lucy Fry son dos de los más grandes hallazgos del año en materia de actrices casi adolescentes. En general, se trata de una tontería inofensiva que da en el clavo a la hora de retratar algunas ansiedades de los chicos y chicas en edad escolar, la amistad y lealtad entre chicas y cierto morbo y sed de sangre que funcionan a cualquier edad.

CINE

Ida

La película viene de ganar premios en Toronto, Gijón, Londres y Varsovia. Su director, el polaco Pawel Pawlikowski (Varsovia, 1957), es un viejo conocido en Argentina solo para los asistentes al Festival de Mar del Plata y al Bafici, y quizá haya quien lo recuerde por el único estreno comercial que tuvo localmente su notable obra, el de Verano de amor, que prácticamente le reveló al mundo el talento de su coprotagonista, la inglesa Emily Blunt. Ida rastrea el triste pasado del país bajo el nazismo, que aniquiló a tres millones de judíos polacos; su protagonista es Anna (Agata Trzebuchoswska), una joven novicia criada en un convento de Lodz que, justo cuando se encuentra a punto de tomar sus votos como monja se entera de que su verdadero nombre es Ida Lebenstein, y conoce a su veterana tía Wanda. Con ella (Agata Kulesza), que es prácticamente su opuesto en términos de carácter y personalidad, inicia un viaje en busca de la memoria oculta de sus raíces.

El hombre duplicado

“El caos es el orden que aún no ha sido descifrado”: con este enigmático (o cuanto menos intrigante) epígrafe arranca la nueva película de Denis Villeneuve –director de la reciente La sospecha, con Hugh Jackman, y de Incendies– basada en un relato de José Saramago y protagonizada por Jake Gyllenhaal como un hombre que descubre a su doble en una pantalla y, como corresponde, se obsesiona. El tipo se llama Adam, es profesor de Historia; el otro tipo, que es igual al primero, se llama Anthony y es un actor de una maliciosidad latente que se ha comparado con la de Robert Blake en Carretera perdida (o en su vida real para el caso): la doble interpretación es una de las más inspiradas de toda la carrera de Gyllenhaal. Hay incomodidad, tensión, misterio y una sensación de amenaza minuciosamente construida escena a escena, mientras sobre el fondo se despliega una textura bizarra e inquietante hecha de tarántulas, strippers enmascaradas como las de Ojos bien cerrados de Kubrick y otros elementos de suspenso y ambigüedad, de esos que no abundan en el cine contemporáneo.

TELEVISION

Los premios Tony

La entrega fue en rigor el domingo pasado pero qué apuro había: a partir de esta semana, la ceremonia de la mayor premiación del teatro neoyorquino puede verse completa y con subtítulos. Se trata de la edición número 68 y había tantas estrellas en el Radio City Music Hall que el lugar casi estallaba de brillo y ego. Con conducción a cargo de Hugh “Wolverine” Jackman, las nominaciones y los ganadores les importarán a unos pocos involucrados en la industria, mientras que para el resto del mundo es, como las televisaciones del Oscar, el Grammy, el Emmy y el Globo de Oro, una oportunidad para ver a los ricos y famosos sufriendo y sudando y conteniendo y tratando en vano de disimular y revelando su humanidad.

Miércoles 18 y martes 24 de junio a las 21, por Film & Arts

Revolución digital

Son ocho documentales dedicados a explorar la historia de Internet y las redes sociales como fenómeno en expansión, sus posibilidades y el amplio vacío legal que aún lo rodea. Esta noche es el turno de El enfrentamiento entre Google y China, sobre las cada vez más rígidas fronteras nacionales de la red de redes. El domingo 22 se estrenará Wikileaks: secretos y mentiras (que incluye una entrevista a Julian Assange), y el 29 The Pirate Bay: Lejos del teclado. Sigue en julio con, entre otros títulos, Steve Jobs: El bohemio billonario; La verdad según Wikipedia y Mark Zuckerberg: Facebook por dentro. Más información en www.encuentro.gob.ar

Domingos a las 22, por Encuentro

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.