radar

Domingo, 19 de febrero de 2006

FAN › UNA CANTANTE ELIGE SU CANCIóN FAVORITA: “TE DOY UNA CANCIóN”, DE SILVIO RODRíGUEZ, POR ADRIANA VARELA

Canción de madrugada

 Por Adriana Varela

La verdad es que no puedo elegir una sola canción porque no hay una canción que por sí sola me represente, una que yo sienta que es completa. Son varias en todo caso las que pueden completar “la vida”, ¿no? Sinceramente me parece que es medio tramposo decir que es una sola canción la que “me puede” la cabeza. Pero teniendo en cuenta que hay que someterse a una consigna, elijo “Te doy una canción”, por un montón de cosas que tienen que ver con el hoy, con el entorno, con la historia, con la vibración fundamentalmente de un artista a través de una letra como ésa, en donde habla del sentido; del sentido de la vida, del sentido del arte, del sentido de la patria, del sentido del amor, del sentido hasta de la muerte.

Yo recuerdo que en la época en que escuchaba mucho a Silvio Rodríguez no se lo podía escuchar, y entonces nosotros teníamos casetes piratas en que nos pasábamos –a nivel código “canuto”, diría– los temas de Rodríguez y “Te doy una canción” era uno de estos temas que compartíamos (que compartíamos con mis amigos, con mi hermano, con mi ex marido y con todo un grupo que tenía que ver con esta ideología, con esta forma de sentir y de pensar). Así conocí a Silvio Rodríguez.

Mi conexión con la canción está en el concepto del tema, porque es una canción que abarca la violencia, el sentido de la vida. Hay una parte en que dice “con mi derecho a hablar”, y lo dice un cubano revolucionario, que ha estado en las trincheras. Me parece muy interesante que lo pueda expresar poéticamente, sabiendo que nosotros podemos hablar a veces sin el derecho que tiene una persona comprometida desde un lugar tan profundo y tan riesgoso como el de Silvio en este caso. Hay muchísimas otras canciones de él que me gustan, pero ésta es la que más sentidos tiene para mí.

Jamás pensé en grabarla. Llegué a interpretarla, pero en mi casa, con mi guitarra, entre amigos. Esto lo estoy diciendo no desde el lugar de una cantante sino desde el de una escucha: no lo digo desde un lugar público, de persona conocida. Se me ocurre cantarla cuando puedo, si la canto, y si no la escucho y si no la recuerdo, simplemente. De hecho, cuando yo empecé a escuchar a Silvio no cantaba todavía públicamente; era una fonoaudióloga que cantaba con la guitarra en su casa.

Más adelante tuve la oportunidad de conocer a Silvio personalmente. Lo fui a ver al Gran Rex, me invitó a cenar y tuve un acercamiento muy interesante a nivel persona; muy copado. Pero mi relación con su música y con este tema en particular ha sido siempre, y antes que nada, la de una fanática y una admiradora de su poesía y su compromiso, antes que la de otra artista que ha sido editada.

Compartir: 

Twitter
 

Te doy una canción

Letra y musica: Silvio Rodriguez

Cómo gasto papeles recordándote,
cómo me haces hablar en el silencio,
cómo no te me quitas de las ganas
aunque nadie me vea nunca contigo.

Y cómo pasa el tiempo
que de pronto son años
sin pasar tú por mí
detenida.

Te doy una canción
si abro una puerta
y de las sombras sales tú.

Te doy una canción
de madrugada
cuando más quiero tu luz.

Te doy una canción
cuando apareces
el misterio del amor
y si no lo apareces
no me importa:
yo te doy una canción.

Si miro un poco afuera me detengo,
la ciudad se derrumba y yo cantando,
la gente que me odia y que me quiere
no me va a perdonar que me distraiga.

Creen que lo digo todo,
que me juego la vida
porque no te conocen
ni te sienten.

Te doy una canción
y hago un discurso
sobre mi derecho a hablar.
Te doy una canción
con mis dos manos,
con las mismas de matar.

Te doy una canción
y digo: Patria.
Y sigo hablando para ti.
Te doy una canción
como un disparo, como un libro,
una palabra, una guerrilla...
como doy el amor.

Editada por primera vez en el álbum Días y flores, está dedicada a Emilia Sánchez, una novia de su adolescencia, tal como el propio Rodríguez contó en el libro Silvio para letra y orquesta: “Emilia Sánchez era una amiga que yo tenía cuando estaba pasando mi servicio militar; una amiga íntima, muy querida. Era profesora de literatura. Cuando la conocí, yo salía poco de paseo a la calle, siempre estaba en mi campamento y encontré un alma gemela, una persona interesada también en la literatura, en la poesía, en la música, pero un poco en el sentido que me interesaba a mí, con un sentido más indagador. No era solamente una persona que disfrutaba de aquellas cosas, sino una persona comprometida con toda esa materia, como pretendía estar yo también. Tenía lecturas que yo no había tenido; por ejemplo, el primer libro que yo leí de Cesar Vallejo me lo regaló ella”.

“Te doy una canción” es una de las canciones más versionadas de Rodríguez, y además de aparecer en el disco al que le dio título en algunos lugares –que en otros se llamó Días y flores– fue incluida en los álbumes Mano a mano (grabado en vivo en una plaza de toros madrileña); En vivo en Argentina (en vivo junto con Pablo Milanés); y Entre amigos, de Luis Eduardo Aute (1983).

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.