radar

Domingo, 7 de julio de 2002

VALE DECIR

VALE DECIR

Playboy satelital
No es el engaño del siglo, ni siquiera de lo que va del 2002, pero sí fue uno de los más raros e ingeniosos. Unas cincuenta mujeres de la localidad de Sao Bartolomeu, al sur de Portugal, siguiendo las instrucciones de una supuesta autoridad médica de la clínica Faro, salieron a la calle y las terrazas de los edificios desnudas de la cintura para arriba, con el objeto de someterse a una “mamografía láser satelital”. Sólo cuatro chicas, empleadas de un restaurante, denunciaron el hecho ante las autoridades locales (la Guardia Nacional Republicana); esto hace suponer al capitán de policía que las demás están bastante avergonzadas por haber caído en el engaño de alguien que hasta les dio indicaciones precisas acerca de las posturas que debían adoptar para facilitar el estudio mamográfico.

La caca bajo sus pies
Algunos dan la patita y hacen el muertito, otros no. Algunos hasta le traen las pantuflas y el diario (o al menos eso pasa en las historietas). Pero todos, absolutamente todos, hacen caca y no se ocupan de levantarla. Es por eso que a Jerry Glass, auténtico emprendedor norteamericano, se le encendió la lamparita con una idea que podría convertirlo en el empleado del mes: recoger caca de perro a domicilio. Este habitante de Springfield, digno vecino de Homero Simpson, ha fundado su propia empresa, Pooch’s Poop Removal, la cual, atendida por su propio y único dueño, se encarga de sacar los soretes de su mascota del jardín o de la vereda, a seis dólares el primer perro y cuatro cada adicional. Al parecer, el tal Glass, que ya cuenta con más de cien clientes fijos, sabía que lo suyo iba a ser un éxito de proporciones porque, como él mismo se ocupó de aclarar, “hay personas que no están psicológicamente preparadas para levantar caca”.

La suma de todos los miedos
“¿Cuál es la señal más clara de que tu jueguito de combate militar es un éxito?”, pregunta la revista yanqui Maxim en su número de este mes, y se autocontesta: “Cuando el ejército quiere usarlo para entrenar soldados norteamericanos”. Según informó la revista, las tropas del tío Sam llevan un tiempo entrenándose con el Rainbow Six: Rogue Spear, un flipper inspirado en los best sellers de Tom Clancy

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.