radar

Domingo, 1 de diciembre de 2002

VALE DECIR

Al más pavo

Por estos días el mundo del deporte vive dos eventos absolutamente novedosos, aunque es más probable que los fanáticos del atletismo puedan verlos por Animal Planet que en ESPN. Por un lado, cuatro días antes de Navidad se realizará la Gobble Cup (la Copa Graznido), una carrera de 20 metros en los que una docena de pavos competirán por la posibilidad de escapar de la temible hacha navideña. La final se llevará a cabo en la localidad de Catford, en el sur de Londres. Un vocero de Blue Square, la página web que transmitirá la competencia en directo, ya anticipó: “El ganador disfrutará de una bien merecida jubilación con suficiente maíz como para vivir lujosamente el resto de sus días”. Simultáneamente, en la norteamericana Nebraska se ultiman los preparativos para las primeras Olimpíadas de Ratas, cuya sede será el campus de la universidad Lincoln local. Ratas de todo el país competirán en distintas disciplinas, tales como tracción, levantamiento de pesas y salto en largo. Los participantes y sus entrenadores competirán por oro, plata y bronce. Mientras tanto, el profesor de Psicología de dicha institución, Spencer Morrison, intenta justificar tanto esfuerzo puesto al servicio de la competencia más descerebrada de la historia de las Olimpíadas diciendo algo así como que entrenar ratas es una manera eficaz de estudiar el comportamiento animal y que los espectadores se sorprenderán por sus habilidades y agilidad. Seguramente, si todo el asunto funciona, pronto la ATP tendrá que inaugurar un abierto en Boca Ratón exclusivo para hamsters y cobayos.

Todos se ríen de George

Aunque a George W. todo parece pasarle bien por el costado, el presidente dudosamente electo de los Estados Unidos tiene quien le cuide las espaldas y el honor. Por ejemplo, el BACC —que es una suerte de COMFER no oficial norteamericano– acaba de comunicar que no está permitido publicar nada que cuestione la inteligencia de Junior “sin su consentimiento”. La aclaración viene a ponerle freno a tanto videoclip, publicidad y demás que andan por ahí burlándose despiadadamente del susodicho. Sin ir más lejos, el video promocional navideño del programa de animación 2DTV, que va por la cadena televisiva ITV1, y donde su protagonista (George W.) abre un videocassette mientras exclama “mi favorito” y, acto seguido, lo introduce en la tostadora. Giles Pilbrow, productor de 2DTV, acusó recibo de los reclamos del BACC contestando que la idea de pedirle permiso al propio Bush sería simplemente “idiota”. Hablando de lo cual, esta misma semana, Jean Chretien, el primer ministro canadiense, se vio en la obligación de declarar ante los medios de su país que “George W. Bush no es un idiota”. Esto a modo de desagravio debido a que la vocera presidencial de ese país habría dicho que “tratar de poner la guerra con Irak a la cabeza de la agenda de la OTAN era idiota”. Los roces diplomáticos habrían durado un par de días, durante los cuales Françoise Ducros (la autora de la frase presuntamente agraviante) ofreció una renuncia que no le fue aceptada. Aunque Chretien insistió, como para que le tomen la palabra: “Es amigo mío. No es ningún idiota”. Para coronar la semana de anécdotas presidenciales republicanas, por estos días el hermano de George, le envió una carta de felicitaciones al perdedor de una elección. Oficialmente se asegura que el mensaje enviado a Doug Racine (que perdió su carrera a la gobernación de Vermont a manos del republicano Jim Douglas hace tres semanas) no fue otra cosa un error de parte de Jeb Bush, gobernador de Florida, pero quienes tienen un poco –tan sólo un poco– de memoria sospechan que entre los Bush, que no serían ningunos idiotas, corre la costumbre de felicitar a los perdedores electorales, porque después de todo, nunca se sabe...

Flor de forro y juanete de elefante

Las autoridades del sur de la India están irritadas por un condón extralarge, pero no se trata de una reacción alérgica al látex sino todo lo contrario: ocurre que no han encontrado nada simpática a la mascota (un preservativo de más de dos metros de altura) que protagoniza una campaña de prevención del sida en la región de Andhra Pradesh, la que concentra la segunda cantidad de casos de HIV del país. Los líderes de la oposición en la Legislatura argumentan que el forro atenta “contra la dignidad de la casa”. Menos resistido es el otro ataque de gigantismo hindú del momento: un templo acaba de ordenar un par de sandalias enormes para un elefante con los pies lastimados. Los administradores del templo, ubicado en Thiruvananthapuram, han contratado a un zapatero para la fabricación de dos calzados de goma y cuero para un paquidermo de 76 años de edad llamado Ganesan. Probadas y fracasadas todas las medicinas naturalestradicionales, finalmente se decidió que –aunque deba quitárselos “durante los oficios religiosos”– Ganesan tenía derecho a ponerse zapatos para aliviar su sufrimiento. Ahora resta ver si a la hora de salir el sábado por la noche le dejan ponerse los pantalones Oxford y llevarse un par de esos preservativos que tanto molestan a los mojigatos de Andhra Pradesh.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.