radar

Domingo, 11 de junio de 2006

HISTORIETA > LA NUEVA GENERACION ESPAñOLA

No hay plata que alcance

Además de cargar bestialmente contra la sociedad capitalista en su revista Dinero, el andaluz Miguel Brieva es uno de los mejores representantes de una nueva generación de humoristas. Su selección de los dibujos de sus colegas para la exposición Viñetas compartidas demuestra que hay vida en la historieta española.

 Por Martín Pérez

Un Bambi loco y asesino, un peluche nazi y un perro tan fiel a su amo que ante la orden de hacerse el muerto efectivamente muere. Son apenas algunos de los personajes que habitan las extrañas viñetas de Miguel Brieva, un dibujante que parece dedicarse a intervenir viejas publicidades de los años ‘50 y ‘60, pero radiografiando la bilis que había debajo de aquella pseudoingenuidad. Cargando decididamente contra la civilización, el consumo y –más precisamente– el dinero, Brieva es uno de los protagonistas de la nueva generación de la historieta y el humor gráfico español, al punto que ha sido el responsable de seleccionar (junto a Thomas Dassance) la muestra Viñetas compartidas, que desde comienzo de mes se exhibe en el Centro Cultural de España en Buenos Aires.

De paso por la Argentina luego de hacerse presente en la muestra de historietas de La Paz– “para el mercado es insignificante, pero es la más humana de todas”–, Brieva se resigna y acepta que la historieta es un medio marginal en el mundo actual. “Es como la cerámica, que en algún momento fue importante y hoy sólo es para coleccionistas”, ejemplifica, con la experiencia de quien creció leyendo durante los ‘80 en España una veintena de revistas de historietas de las que no sobrevivió ninguna. Pero semejante realidad no impide que haya una nueva generación de autores haciendo sus cómics. “La ventaja de esta generación es que, al no depender de ciertos medios, su trabajo es más libre e incluso feroz”, explica Brieva, cuya selección arranca con un histórico como Carlos Giménez y un clásico como Max, y luego recorre el trabajo de sus contemporáneos.

Nacido en Sevilla pero con toda una vida en Madrid, Brieva asegura que su carrera comenzó cuando sus amigos lo incitaron a publicar unos dibujos sobre el dinero que venía acumulando. Así nació su propia revista, titulada, justamente, Dinero. “Es una herramienta que hemos fabricado, y que es útil, pero que se nos ha escapado de las manos”, dice Brieva como prólogo a sus bestiales dibujos, publicados acá por la revista Suda Mery K!. Semejante libertad editorial terminó por instalar el nombre de Brieva dentro del medio, y ahora publica en la Rolling Stone española y está preparando un libro para Mondadori. “Soy humorista gráfico por vago, pero lo que más me gusta es la historieta”, asegura un artista al que también lo mueve el dinero, pero que intenta no venderse.

La muestra Viñetas compartidas se puede visitar hasta el 24 de junio en el Centro Cultural de España en Buenos Aires, Paraná 1159. De lunes a viernes, de 10.30 a 20. Allí se consigue la revista Suda Mery K!

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.