radar

Domingo, 18 de octubre de 2009

FESTEJOS > BRIGITTE BARDOT CUMPLE 75 AñOS

BB Queen

 Por Alfredo García

Hace unos días uno de los mayores símbolos sexuales del siglo XX, Brigitte Bardot, cumplió 75 años, en una ceremonia totalmente ajena al ojo de las cámaras y el público, rodeada de sus perros y sus gatos. Una exhibición parisina dedicada a la diva francesa no contó con su presencia, y las docenas de objetos de memorabilia sobre la actriz, incluyendo afiches de películas y vestuarios originales, seguirán hasta el año próximo en una muestra de un centro cultural (Espace Landowski) sin que se prevea una aparición en vivo de la Bardot, que guarda su presencia para casos extremos de necesidad y urgencia según lo requieran sus luchas conservacionistas sobre animales salvajes y la censura a los tapados de pieles y protestas contra los cazadores de focas y lobos marinos.

La Bardot cumplió sus tres cuartos de siglo el pasado 28 de septiembre, y la ocasión la encontró casada por cuarta vez (con el industrial Bernard D’Ormale, que apoya su lucha a favor de los animales en peligro); abuela de dos nietos y con algunos problemas de salud de orden motor que acentúan su negativa a mostrarse ante las cámaras (en la década del ‘90 también tuvo que luchar contra el cáncer de mamas, del que por suerte pudo tratarse adecuadamente, aunque en un principio se negaba a someterse a tratamiento alguno aduciendo que “tenía que ser su destino”).

Pero sin tener que posar ante los flashes de los paparazzi y las cámaras de tv, Brigitte Bardot aprovechó su cumpleaños para reactivar todo tipo de polémicas sobre sus causas y luchas favoritas, algo de lo que se viene ocupando sin pausa desde que abandonó la actuación a mediados de la década del ‘70. Esta vez sus dardos volvieron a apuntar a la otra gran actriz sexy del cine europeo de su época, Sofia Loren, a la que solicitó en un comunicado de prensa de su fundación que “deje de mostrarse en público con tapados de piel”, además de solicitar un boicot a productos canadienses dado que el gobierno de ese país se niega a poner restricciones a la caza de focas y lobos marinos (sin duda las bestias más defendidas por la bomba sexy lanzada a la fama por Roger Vadim en el legendario film Y Dios creó a la mujer, en 1956).

Las disputas con Sofia Loren tienen larga data. En 1994 la Loren hizo una campaña publicitaria para la marca Anabella, posando en tapados de piel. Brigitte Bardot publicó una solicitada acusando a la diva italiana de crueldad extrema y falta de responsabilidad, acuñando frases como “toda mujer que usa tapados de piel debería entender que anda cargando un cementerio a sus espaldas”. Este año, con la explosión pandémica de la gripe porcina, Brigitte también había hecho conocer una carta en contra del presidente egipcio, dada la decisión de ese país de tomar la medida preventiva de sacrificar docenas de miles de cerdos.

Algunos biógrafos indulgentes han asegurado que la cruzada que la actriz viene realizando desde su Fundación Brigitte Bardot es más valiosa que cualquier película que haya filmado. Sin embargo, no se puede dejar de reconocer que sin esas películas que convirtieron a la Bardot en un icono de la libertad sexual y el erotismo en el cine, nadie hubiera hecho caso nunca de sus campañas.

Su carrera cinematográfica no sólo estuvo comandada por su ex marido Roger Vadim. Directores como Robert Enrico, Christian Jacque, Edouard Molinaro, Jean-Luc Godard (en el extraño film de culto El desprecio, donde debuta como actor el director Fritz Lang), Julien Duvivier, Henri-Georges Clouzot, Edward Dmytryk (en el curioso western Shalako, con Sean Connery) también la dirigieron en películas que alguna vez escandalosas, hoy ciertamente no son muy recordadas ni exhibidas como deberían.

Un director que supo cómo darle una vuelta original a la belleza de Brigitte Bardot fue Louis Malle, que la tuvo a sus órdenes en varios títulos, empezando por El amor es un asunto privado (Vie Privee, de 1962, coprotagonizada por Marcello Mastroianni) y el segmento “EIliam Wilson” del film en episodios sobre cuentos de Edgard Allan Poe Historias extraordinarias, codirigido por Vadim y Federico Fellini. En el segmento de Malle, Alain Delon era el personaje del título y la Bardot su implacable vengadora.

Como homenaje a esta inolvidable diva del erotismo este lunes se exhibe en Buenos Aires una de sus mejores películas, también dirigida por Louis Malle. Viva María, de 1965, era una comedia picaresca de acción con algo de western, que unía a la Bardot con Jeanne Moreau ubicándolas en medio de los tiroteos de la revolución mexicana (George Hamilton era el galán que intentaba ser lo bastante hombre para ambas). Presentada por Gustavo Heyaca, la película fue elegida por ser uno de esos éxitos memorables que pasaban los Sábados de Súper Acción de la TV argentina.

Viva María se exhibe mañana lunes a las 20.30 en la Sociedad de Diarios y Revistas, Av. Belgrano 1732, con entrada libre y gratuita.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.