SANTA FE › BINNER SE REUNIO CON LOS INUNDADOS DE LA CIUDAD CAPITAL

Un diálogo franco, cara a cara

"Un acto feliz". Asi definió la líder de la Marcha de las Antorchas el inesperado encuentro en el gobernador en plena marcha.

Hermes Binner sorprendió con otro gesto político: bajó de su despacho del primer piso de la Casa Gris, cruzó la plaza de Mayo y estrechó las manos a las víctimas del río Salado que exigían justicia frente al Palacio de Tribunales, a 57 meses de la catástrofe que dejó 23 muertos directos. Fue un diálogo franco, cara a cara, durante 20 minutos. "Un acto feliz", dijo la líder de la Marcha de las Antorchas, Graciela García, sorprendida aún porque un gobernador se dignó a escucharlos después de casi cinco años y más 200 rondas en demanda de juicio y castigo a los responsables políticos de la tragedia. Ellos se convocan cada martes y cada 29 para exigir que Carlos Reutemann rinda cuentas en la causa en la que están procesados por "estrago culposo calificado por la muerte de 18 personas" tres de sus funcionarios: el ex ministro Edgardo Berli, el ex director de Hidráulica, Ricardo Fratti y el ex intendente de Santa Fe, Marcelo Alvarez. Siempre encontraron puertas cerradas. Hasta el martes a la noche, que Binner se acercó a ellos. "El gobernador nos manifestó que entiende y acompaña la lucha de los inundados, que está de acuerdo con esta lucha por la justicia", dijo García.

En un mes y medio en el gobierno, Binner ordenó retirar las vallas que cercaban a la Casa Gris y abrió las puertas de su despacho a los familiares de las víctimas de la represión policial de Diciembre Trágico, a las Madres de Plaza de Mayo y a los organismos de derechos humanos, a quienes prometió volver a convocar en febrero. El martes, mandó a dos de sus colaboradores a preguntar a los manifestantes si querían hablar con el gobernador. Y al rato, Binner apareció por la puerta principal de la Casa Gris y caminó hacia ellos. El grupo lo rodeó, allí estaban los resistentes de la Marcha de las Antorchas y de la Carpa Negra de la Memora y la Dignidad que también dieron testimonio durante meses frente a la sede del poder.

García valoró el gesto de Binner como "un acto feliz". "Significa un acercamiento y entender la lucha de los inundados, que era lo que más nos importaba, era tomar una postura frente a esta causa", explicó la referente de la Marcha de las Antorchas. "Y el gobernador nos manifestó que acompaña y está de acuerdo con esta lucha por la justicia".

"Le planteamos al gobernador la necesidad de una reparación integral a los damnificados, de obras para poder vivir tranquilos y de justicia y castigo a los culpables, porque sin justicia no hay reparación que valga", agregó. "Y él nos dio a entender que hay que unir las dos causas inundaciones y la causa represión, del 2001. Es decir, juntar todas las causas donde está implicado el poder político. Nosotros creemos que el gobernador tiene una postura ante la justicia y le preocupan estos temas".

Ayer, Binner reflexionó sobre su decisión de acercarse a las víctimas de la catástrofe del río Salado que exigían justicia. "Por eso hemos sacado las vallas frente a la Casa de Gobierno, para permitir el diálogo", dijo el mandatario. "Nosotros tenemos que hablar de todos los temas que la población quiera dialogar. Tenemos que aceptar ese diálogo. Y estamos convencidos de que este tema de las inundaciones hay que atenderlo, hay buscar la forma de solucionar todo lo que se pueda solucionar. Ustedes saben que hay cuestiones que no nos caben a nosotros. Pero es necesario asumir plenamente el duelo de los familiares que han tenidos pérdidas en sus familias. Y es una obligación, no sólo del gobierno sino de toda la sociedad, atender aquellos aspectos para darle la oportunidad para que nos recuperemos", agregó Binner.

-¿Cuál cree que es la deuda pendiente que tiene el Estado provincial con los inundados de Santa Fe? -le preguntaron.

-La primera es tratar de hacer previsibles situaciones de catástrofes como la que se vivió en la ciudad de Santa Fe. Hoy tenemos mecanismos para mejorar la atención a partir de una realidad que está absolutamente demostrada: estamos en un valle donde la inundación es una posibilidad. Así como hay gente que vive cerca de un volcán y tiene la posibilidad de que ese volcán entre en erupción como vimos el otro día en varios pueblos de Chile, creo que estas situaciones tienen que ser previstas, pero no por ello esperar que el volcán entre en ebullición para que comencemos a pensar qué vamos a hacer.

-¿Está pensando en una ley para indemnizar a las víctimas?

-Nosotros vamos a cubrir todo lo que nos diga la justicia.

-Pero uno de los reclamos paradigmáticos de las víctimas es el juicio y castigo a los culpables.

-Por eso hemos cambiado el sistema de elección de los miembros de la Corte Suprema de Justicia y la forma de elegir los jueces a través del Consejo de la Magistratura. Son dos hechos fundamentales. Además hemos creado el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que tiene que ver con la preocupación del Poder Ejecutivo en la prevención y recuperación de estos problemas -afirmó Binner.

"Santa Fe ha solucionado los conflictos que han ido apareciendo, tiene una protección hacia el Salado y otra hacia el Paraná y un anillo. Pero, indudablemente nadie hoy puede asegurar que este tipo de manifestaciones climatológicas no se van a producir. Se producen en países del primer mundo, en Holanda, que tienen muchas prevenciones y en determinado momento esas prevenciones son superadas. De manera que nosotros tenemos que tener una prevención hacia todo aquello que conocemos y estar atentos a estos cambios climatológicos", concluyó el gobernador.

Compartir: 

Twitter
 

Los inundados se convocan cada martes para exigir que Carlos Reutemann rinda cuentas. "Le planteamos al gobernador la necesidad de una reparación integral a los damnificados".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.