SANTA FE › RESPUESTAS PARA UN FUNCIONARIO FUNENSE Y SU PERSPECTIVA HISTóRICA.

Hacen cola para pegarle

Repudian las palabras del secretario de Gobierno de Funes, que celebró la señalización de la Quinta como Sitio de Memoria del Terrorismo de Estado porque eso "atraerá el turismo".

 Por Pablo Fornero

Una rotunda condena merecieron los dichos del secretario de Gobierno de Funes, Ezequiel Fernández de Salvi, quien dijo el viernes a la mañana que la señalización a la Quinta de Funes como Sitio de Memoria del Terrorismo de Estado atraerá "turismo" a la localidad. Dirigentes, partidos y agrupaciones locales y regionales repudiaron las palabras del funcionario macrista y exigieron un pedido de disculpas. Peronistas, radicales, socialistas y hasta el mismo PRO salieron a criticar al integrante del gabinete funense. Salvi también dijo en el sentido acto que es "muy irrespetuoso" hablar "sin haber vivido la historia", la dictadura cívico militar que sufrió el país entre los años 1976 y 1983.

La diputada provincial Alicia Gutiérrez fue la primera en responderle, minutos después, en el mismo acto. "Esta perspectiva ignora el largo camino que tuvimos que transitar para lograr el reconocimiento público de la Quinta de Funes como ex Centro Clandestino de Detención y las luchas políticas que debieron darse para lograr ese objetivo", dijo. A ella, compañera de Eduardo Toniolli padre, desaparecido que estuvo alojado en la Quinta, le parece que es "absolutamente mentira" que sea irrespetuoso contar la historia si no fue vivida. Pero durante el fin de semana se construyó un coro de voces de condena de todos los colores. Desde la red social Twitter partió el concejal rosarino Eduardo Toniolli, quien escribió: "Funes: ciudad turística cuyo principal atractivo es el avistaje de boludos en cercanías de la Municipalidad".

"Es increíble... Enoja...da tristeza...da impotencia. Como mínimo debería pedir disculpas a víctimas y familiares". Así se sumó el diputado provincial de la UCR Fabián Palo Oliver. El secretario general de Sadop Rosario, Martin Lucero, escrachó al funcionario porque "cree que el 24 de marzo se enseña como algo alegre y que confunde a los chicos...". aportó lo suyo el subsecretario Diversidad Sexual de la Provincia, Esteban Paulón, quien gritó: "A los botes...es la misma escuela del Pozo de Quilmes y el arreglo de baches", en referencia a otra desafortunada intervención ocurrida la semana pasada, la del intendente de la localidad del sur del Gran Buenos Aires, Martiniano Molina, también del PRO.

Fernández Salvi mereció reproches desde los tres bloques del Concejo local. Sorprendió el edil PRO Luis Dolce, quien se diferenció del funcionario de su propio partido y concedió que la tarea de los jóvenes "es caminar y acompañar de cerca esas políticas de memoria". A la vez, dejó en claro que "seguro se vendrán las disculpas con los familiares y todo el pueblo funense". El edil del Frente Para la Victoria Roly Santacroce fue muy duro, dijo que "es impensable que cualquier argentino, tenga la edad que tenga, pueda compartir una burrada de tamaño calibre". El legislador remarcó que "la responsabilidad" que exige estar al frente de un Estado "es muy diferente a la que se necesita para comandar una empresa". Cerró con un "alguien que dice una grosería de ese tamaño, no sabe o no entiende". Por su parte, el concejal del Frente Progresista Juan Ignacio Rímini lamentó y repudió las declaraciones del funcionario. "La Quinta es un lugar de memoria y reflexión para todos los miembros de la comunidad funense. Frivolizar, deshumanizar este espacio dista lejos de los objetivos planteados por las organizaciones políticas y sociales que lucharon por su reconocimiento", apuntó el radical.

El partido Unidad Popular, que tiene como referente al ex edil Mauro Miguez, autor de la ordenanza que promovió la señalización, emitió el siguiente comunicado: "Hay cosas que tendemos a tildar de "burradas" porque nos cuesta creer que respondan a una forma de pensar, porque la ideología por detrás de esos dichos incluiría un grado de cinismo que nos cuesta asumir como real. Que no queremos asumir como real porque implica asumir que algunos ven el dolor ajeno como algo tan ajeno que pasa a ser pintoresco".

El Partido Socialista de Funes, en tanto, consideró que "es necesaria" una disculpa pública del funcionario "para con todo el pueblo funense y en especial para quienes tuvieron familiares y compañeros detenidos y desaparecidos en ese lugar". "No es necesario vivir la historia para abrazarla como propia y acompañar la lucha, sobre todo cuando en esa lucha se levantan las banderas de la memoria, la verdad y la justicia. Vemos con preocupación cómo este gobierno intenta vaciar de contenidos políticos espacios que se sustentan en eso y fortalecen la democracia. El haber sido elegidos para gobernar la ciudad no da derecho a desconocer la historia colectiva", cerraron los socialistas.

A su vez, el Movimiento Evita Funes reprobó la "apabullante ignorancia" del titular de Gobierno "incompatible con su responsabilidad institucional". "Vemos esto, como una situación a las que ellos se ven obligados a participar y que claramente esto no es parte de su ética, de su visión de la vida, de su visión de la política y de la importancia de un pueblo en tener memoria. Lamentamos que parte de esta nueva dirigencia, de esta "nueva política" no haya en estos años incorporado la memoria como parte de su ética pública y su ética política", señalaron desde el Evita.

Finalmente, desde la agrupación El Colectivo Funense indicaron: "Lo que no podemos aceptar son funcionarios turistas incapaces de comprender la historia de un país como historia propia, incapaces de asumirse como parte de una sociedad que es más que la medida de uno mismo".

Compartir: 

Twitter
 

Ezequiel Fernández de Salvi, en el emotivo acto del viernes.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.