DEPORTES › ALFARO DESISTIO DE DIRIGIR EL EQUIPO

El papelón canalla

El lunes fue anunciado como el nuevo entrenador de Central. Pero ayer, Alfaro se negó a asumir con argumentos inverosímiles. Hoy, Scarabino se reúne con Astrada para cerrar su contratación.

 Por Alejo Diz

La confusión que rodea al primer equipo cada vez que pisa el césped es similar a la que cargan los dirigentes al salir a buscar entrenador. Sólo así se puede comprender que Gustavo Alfaro, tras sacarse la foto protocolar con Angel Tulio Zof, volvió ayer a la ciudad para reunirse con Pablo Scarabino. Pero el técnico vino para anunciar que no puede asumir en Central por "compromisos tomados con anterioridad". Al conocerse la noticia Don Angel ratificó su determinación de dejar al equipo luego del encuentro con Argentinos Juniors (ver aparte). Y en la desesperación por salir del ridículo, la directiva convocó a Leonardo Astrada, quien esta mañana acordaría su vinculación al club.

Hacía tiempo que Central no vivía un día tan convulsionado. En apenas un puñado de horas, el club se quedaba sin el entrenador que aún no había asumido, Angel Zof se despedía del fútbol, durante el juego con Argentinos reaparecieron las corridas en las generales y las plateas, y los hinchas insultaron al unísono a la Comisión Directiva.

El día se complicó a primera hora de la mañana, cuando se conocía que Gustavo Alfaro no iba a asumir como técnico de Central. Los motivos esgrimidos carecen de credibilidad: "Central es un equipo con mucha historia, pero lamentablemente no se pudieron tumbar algunos compromisos que había asumido con anterioridad y que recién me dejan liberado el 10 de abril (la semana siguiente al clásico con Ñuls). Y las necesidades de Central son otras. No me gustaría entrar en la desprolijidad de asumir y luego tener que viajar para cumplir con otro compromiso. Eso no es serio y Central no lo merece", explicó Alfaro a primera hora de la tarde tras finalizar la reunión que mantuvo en la ciudad con Scarabino.

"Yo estaba seguro que podía resolver esos compromisos, pero hay cosas ajenas a la voluntad de uno y no se pudo hacer nada. Yo entiendo la necesidad de Central y no me gustaría ser desprolijo. Peor hubiese sido tomar el equipo y después irme para cumplir con un compromiso que tenía firmado con anterioridad. Hasta el 10 de abril no estoy liberado y ese es el problema. Yo asumo la responsabilidad de no haber podido solucionar este inconveniente y desligo al presidente Scarabino porque hizo las gestiones que se debían", agregó Alfaro.

--¿Cuáles son esos compromisos?

--Son obligaciones que no tienen nada que ver con San Lorenzo. Son charlas, cursos y compromisos, de cara al Mundial, con cadenas de televisión del exterior. Pensé que eso se podía resolver, pero algunos de ellos eran ineludibles.

"Yo soy técnico de fútbol, no empresario", subrayó Alfaro para comprender el fracaso de sus negociaciones personales. Así y todo, Alfaro dijo optar por dar unas charlas y hablar en televisión antes que dirigir. Pero, claro está, es sólo un eufemismo para evadir la carencia de seriedad. Entre la foto con Zof del lunes y el miércoles al ex conductor de Atlético Rafaela le surgieron no asumir en el club porque se iba a encontrar con un panorama deportivo que escapaba a lo futbolístico. Y temeroso al fracaso, Alfaro optó por faltar a su palabra: "Sé que pierdo una posibilidad que va a ser muy difícil que se me vuelva a presentar", reconoció el entrenador.

Sin conocer las influencias que le cambiaron el deseo a Alfaro, Pablo Scarabino, con claro rostro de desorientación, admitió su sorpresa por la prematura renuncia de Alfaro. "Creía que teníamos el tema solucionado. Nos había pedido que Don Angel pudiera tener su partido de despedida. Verdaderamente no me siento bien. De todas formar Central vivió 117 años sin Alfaro y lo puede hacer otros 117. Me llama la atención cómo se dió porque nunca dijimos que no a nada. Y estábamos convencidos que era el técnico que necesitaba Central. Pero bueno, ahora encararemos otra etapa", se lamentó el presidente a primera hora de la tarde.

Sin tiempo para digerir el fracaso de las gestiones, Scarabino, junto a Don Angel, decidieron ir por Leonardo Astrada. El ex técnico de River conversó ayer con Don Angel y hoy Scarabino viajará a Buenos Aires para reunirse con Astrada y Hernán Díaz, su ayudante de campo. "No es fácil el momento de Central. El club se está saneando y no tengo dudas de que vamos a salir adelante. Me voy a reunir con Astrada para conversar sobre nuestro proyecto", dijo Scarabino.

Compartir: 

Twitter
 

Gustavo Alfaro vio algo que no le gustó y se bajó. "Hasta el 10 de abril no estoy liberado", dijo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.