DEPORTES › ÑULS CAYó SIN ATENUANTES ANTE UN LANúS QUE NO PARó DE ATACAR

El rigor de los dos torneos

Martino vió cómo la formación que armó para enfrentar el compromiso en el torneo local después de la primera fecha de la Libertadores, empezó a mostrar fisuras en todas sus líneas. El Tata se guardó lo mejor para Venezuela y el granate no perdonó.

 Por Alejo Diz

No todo serán sonrisas para Ñuls en su ambición por dar batalla a dos competencias, como le ocurrió en la primera semana de competencia. Lanús pasó por el parque Independencia para hacerle saber a Gerardo Martino que la rotación ensayada ayer para preservar jugadores tiene un precio alto, que no solo fueron los tres puntos perdidos, sino la tarde de fútbol sufrida por los rojinegros, cayendo por goleada, atrapados en repetidos yerros defensivos y disuelto en ataque en intentos vanos. El Tata guardó lo mejor para jugar el jueves en Venezuela por la Libertadores y el granate validó su candidatura el título ofreciendo una actuación sin fallas, que pudo llegar a la media docena de goles, dándole a los rojinegros un golpe inesperado y una lección: los jugadores de jerarquía no tienen reemplazados.

Como partido de fútbol, fue Lanús el protagonista de la tarde, alzando su mejor expresión con un mediocampo tan combativo como talentoso, empujado por Pizarro desde atrás y tomando el relevo más adelante Regueiro y Velázquez, los tres nombres que son la base del juego granate.

Lo curioso de ayer en el Coloso es que se enfrentaron dos equipos que aprecian y mucho la pelota, se esfuerzan en recuperarla para luego jugar con ella, algo que no es muy propio de nuestro fútbol, tan apego al "saque si quiere ganar". Lanús triunguló mejor que Ñuls. Pero la mayor diferencia se vio en cómo jugaron los equipos cuando no tenían el balón. Y allí Ñuls se mostró tan desordenado e invulnerable como nunca, con Vergini y Ferracuti fallando en los cierres, López corriendo como bombero a tapar macanas y Cáceres intentando ser prolijo.

Ya a los pocos minutos se vio el desorden de Ñuls en defensa cuando Regueiro se escapó en soledad tras pase profundo de Pizarro y perdió al momento de la definición al recuperarse Ferracuti. Pero Ñuls no tomó nota de sus fallas, Lanús lo volvió a intentar y Romero tiró la diagonal para tomar un preciso pase cruzado de Velázquez, eludiendo en el camino a Peratta y definiendo en arco descubierto.

En 15 minutos Lanús ganaba con merecimiento, ante un Ñuls que no encontrará respiro ni en los pies de Maxi Rodríguez y sufría por una tarde de malos pases de Pérez, Orzan y Tonso. Por eso es poco lo que hizo la lepra en ataque para buscar el empate: solo tres remates desviados de Pérez.

Encima, en cada pelota paraba en contra la visita ganaba siempre al fondo de Ñuls. Blanco llegó tarde para empujar un centro al segundo palo, Peratta le sacó un disparo goleador a Regueiro al recibir por detrás y luego Cáceres, en desesperación por cubrir un tiro libre pasado, atropelló la pelota a la carrera y marcó involuntariamente el segundo para Lanús.

Quedaba todo un tiempo para jugar. Y antes de que un ataque de rabia pusiera a todo Ñuls en intento de descuento, Delfino cobró una infracción inexistente de Vergini a Pizarro en el área y de penal aumentó Regueiro, perdiendo el partido cualquier intereses en los últimos 42 minutos.

Lanús tuvo todo a favor para hacer más goles, pero falló en las primeras y luego pinchó su ritmo, ya satisfecho el equipo de Barros Schelotto por la lección que le dio a Ñuls, en el primer partido donde Martino sopesó esfuerzos en aspiración por asumir protagonismo en el torneo local y la Libertadores.

0 Ñuls: Peratta (6); Cáceres (5), Vergini (3), López (4), Ferracuti (3); Orzán (4), Mateo (5), Pablo Pérez (5); Tonso (3), Urruti (3), Maxi Rodríguez (5). DT: Gerardo Martino.

3 Lanús: Marchesín (6); Izquierdoz (6), Goltz (6), Vizcarrondo (6), Velázquez (7); Pizarro (8), Diego González (6), Ayala (6); Silvio Romero (8), Regueiro (8), Blanco (6). DT: Ismael Blanco.

Goles: PT: 13m Romero (L) y 41m Cáceres (Ñ) en contra. ST: 3m Regueiro (L) de penal.

Cambios: DT: 10m Figueroa por Pablo Pérez y Muñóz por Tonso (Ñ), 25m Pereyra por Blanco (L), 27m Casco por Ferracuti (Ñ), 36m Díaz por Romero (L) y 39m Benítez por Regueiro (L).

Arbitro: Germán Delfino

Cancha: Coloso del Parque

Compartir: 

Twitter
 

Guido Pizarro, figura del partido, maneja la pelora ante el esfuerzo de Diego Mateo.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.