DEPORTES › CENTRAL EMPATó CON DEFENSA Y JUSTICIA EN UN PARTIDO DIFíCIL QUE PUDO PERDER

También se quedó sin triunfo

El equipo de Russo abrió el marcador con un gol de Jesús Méndez, pero los dirigidos por Almirón igualaron enseguida. El partido se le complicó al canaya por el inteligente planteo de juego del rival. En Jujuy, la semana que viene podrá festejar el ascenso.

 Por Pablo Fornero

1 Central: Caranta (6); Ferrari (5), Valentini (6), Peppino (5), Delgado (4); Encina (4), Domínguez (6), Méndez (6), Lagos (4); Medina (5), Toledo (4). DT: Miguel Angel Russo

1 Defensa y Justicia: Pellegrino (6); García Guerreño (5), Aguilera (5), Lazzaroni (6); Tellechea (7), Yacob (6), Acevedo (6), Cardozo (6); Rodríguez (4), Milla (7), Díaz (5). DT: Jorge Almirón

Goles: PT 32m Méndez (C), 40m Tellechea (DyJ),

Cambios: ST 11m Sánchez (5) por Díaz (DyJ), 22m Bareiro por Medina (C), 25m Carrizo por Lagos (C), 44m Benítez por Tellechea (DyJ), 47m Lucero por Yacob (DyJ)

Arbitro: Patricio Loustau

Cancha: Gigante de Arroyito

A Central, siempre protagonista y virtual dueño de los partidos, los equipos que lo complicaron lo han hecho en base a un planteo cauteloso y hasta mezquino. De esa manera alcanzaron resultados positivos, pero inmerecidos. Pero Defensa y Justicia lo corrió por el lado del juego, y lo hizo muy bien. Nunca le tuvo miedo al Gigante colmado y estuvo a punto de quedarse con la victoria. El canaya nunca le encontró la vuelta al rival y debió conformarse con el empate. Con 15 puntos en juego, le sacó 13 de diferencia a Sarmiento de Junín.

Defensa tiene un esquema de juego ambicioso, con tres defensores y misma cantidad de atacantes. Por eso no llamó la atención que no especule ni retroceda en el campo. Respetó su libreto y complicó más de la cuenta al equipo de Russo, que durante la primera media hora no supo cómo quebrar el estilo de los dirigidos por Almirón.

Una y otra vez el canaya caía en el offside y chocaba contra la presión sobre la salida que ejercía Defensa. Lo de Central no pasaba del intento, lo que no era poco. Mantuvo el orden y no se desesperó por la imposibilidad de realizar su mejor juego. El premio a esa suficiencia llegó a los 32 minutos, cuando por primera vez logró hilvanar una jugada con claridad. Gran pase de Domínguez a Medina, que desbordó por izquierda y Méndez, tras un rebote, la capturó y definió dentro del área chica. En solo una acción, la única de la etapa, el canaya demostró estar a la altura de los acontecimientos.

La ventaja, sin embargo, no modificó el trámite. Central no pudo acomodarse y Defensa siguió abriendo la cancha y asociando con mucha soltura a volantes y delanteros. En la otra área, Toledo y Encina seguían sin resolver el achique de la última línea rival. A cinco minutos del cierre, Milla, el nueve, se calzó el traje de enganche y con un taco exquisito asistió a Tellechea que superó una débil defensa de Caranta. Empate y justicia. Central no fue más que la visita en la primera etapa.

En el segundo tiempo se decidió a ser protagonista. Más por empuje que por atributos. Le empardó el medio a Defensa y trató de explotar las dos bandas. Delgado se proyectó en más oportunidades y se empezaron a observar desajustes en la defensa del visitante. Encina y Lagos nunca le encontraron la vuelta al partido Defensa, a diferencia del inicio, se paró más de contra y apostó a la velocidad de sus extremos. Pero no por eso dejaba de preocupar a Caranta y compañía. Milla lo tuvo dos veces cerca de los 15, en la segunda el uno la salvó con lo justo, enviándola al córner.

Fue un aviso. Central se desdibujó como pocas veces en el año. Se sometió al planteo inteligente de Defensa, que percibió la imposibilidad del local y, respetando su estilo, fue a buscar el triunfo. Y si no fuera por su impericia a la hora de definir, lo hubiera logrado, porque dilapidó no menos de cuatro situaciones claras de gol en los últimos 20 minutos. Hizo todo bien con certeza y seguridad, pero se nubló en reiteradas ocasiones en los últimos 15 metros del área defendida por Caranta.

Nunca, a lo largo de todo el partido, Central le encontró la vuelta a la propuesta de Defensa. En el balance, no debe mirar con malos ojos el empate. Había una fiesta preparada en el Gigante, pero jugadores e hinchas se olvidaron del rival, que jugó y mucho. Ante Gimnasia de Jujuy se jugará el ascenso, al que podrá acceder sin sobresaltos, pero debe recuperar su juego.

Compartir: 

Twitter
 

Jesús Méndez festeja el único gol canaya del partido, a los 32 minutos del primer tiempo.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.