CULTURA / ESPECTáCULOS › FESTIVAL TRANSTERRITORIAL DE CINE UNDERGROUND

Las corrientes experimentales

Desde mañana y hasta el domingo en el CEC comienza su segunda edición en Rosario. Las obras seleccionadas están relacionadas con el documental o la ficción que plantean algún riesgo formal.

 Por Edgardo Pérez Castillo

El Festival Transterritorial de Cine Underground iniciará mañana su segunda edición en Rosario. Surgido en Buenos Aires, donde ya alcanzó su tercer encuentro, el proyecto fue acogido en la ciudad por Syndrome, el colectivo artístico que desde hace ya algún tiempo viene buscando espacios de difusión para las corrientes experimentales del cine y el video arte. Tomando parte de la programación del festival original, y agregando a la grilla una selección de nuevas obras, la versión local del festival se desarrollará desde mañana, y hasta el domingo, en el Centro de Expresiones Contemporáneas, y tendrá como eje la retrospectiva dedicada a Narcisa Hirsch, una de las precursoras de la realización experimental.

Gustavo Galuppo, realizador e integrante de Syndrome, apuntó algunos de los preceptos tomados por el grupo organizador al momento de seleccionar las obras que conformarán la grilla, y que puede recorrerse desde el sitio web www.syndromerosario.blogspot.com. "En la edición del año pasado convocaron a una apertura de sedes en todo el país, y ahí nos sumamos nosotros. Aunque esta segunda vez nos manejamos un poco independientes. Compartimos algo de material pero también buscamos cosas por nuestra cuenta. Como en Buenos Aires hay muchas sedes pasan mucho más material, y es mucho más abierto. Nosotros lo concentramos en un solo lugar, en tres días, entonces hicimos una selección un poco más rigurosa, dándole un perfil que tiene que ver con los eventos Syndrome que hacemos desde hace algunos años, entonces está todo más focalizado en las corrientes experimentales. Acá abrimos un poco más el juego, porque no es exactamente una muestra de cine experimental, pero sí son obras relacionadas con el documental o la ficción que, de alguna forma, plantean algún riesgo formal. A partir de eso tomamos algunos materiales de la grilla de Buenos Aires y algunos otros lo buscamos específicamente por cosas que habíamos visto", precisó.

En los últimos años Galuppo viene desarrollando una labor de realización audiovisual estrechamente ligada a ese lenguaje experimental: "Las corrientes experimentales del cine y el video son lo que más me interesa. Igualmente en esto tratamos de abrirlo un poco, no centrarlo tanto en éso. Sí personalmente me interesa, en todo aspecto del cine o el video, que las obras manifiesten algún tipo de interés por las formas y por el soporte específico que manejan".

Por otra parte, repasando la programación es evidente que resultaría ridículo seguir asociando a la palabra underground con productos de baja calidad. Al respecto, Galuppo apuntó: "La denominación `under` es discutible, no sólo en la sede Rosario sino en todo el festival. El under es algo que existía en los 60 y 70, y hoy hablar de circuitos under es medio difícil. Porque además tampoco está definido qué es el under. Por ahí el cine under tiene que ver tanto con cuestiones de producción y difusión como con cuestiones estéticas, hay diferentes modos de denominarlo".

"En este caso si esta denominación tiene algún sentido está ligado a esa búsqueda formal de la que hablaba, que de alguna forma impide que estas obras circulen por circuitos comerciales --agregó--. Hay una propuesta formal, estética o temática que lo separa de la producción industrial convencional. Pero lo de under es discutible, porque muchas de estas obras que llegan a Rosario se han visto en festivales como el Bafici, o el de Mar del Plata, o han circulado por espacios dedicados al video arte. Pero la idea es que fueran materiales que, por sus características, no tienen espacio en los circuitos comerciales".

El hecho de que este tipo de realizaciones se aglutine en un festival permite el acercamiento de un público poco habituado a la estética y el lenguaje experimental. "Tanto con la sede del festival de cine under como con los tres o cuatro eventos anuales que hacemos con Syndrome y que tiene características similares, la idea es generar un espacio donde se pueda acceder a este material --resaltó Galuppo--. Hay realmente público para esto. Por ahí se tiene cierta idea sobre la dificultad de ver o acercarse a este material, pero tiene más que ver con la imposibilidad de elección: acá no hay espacios donde se sepa que se puede ver este material. La cuestión es generar un espacio periódico donde la gente pueda acercarse y elegir si verlo o no".

El concepto se sostuvo también al momento de seleccionar a las bandas participantes. En este caso puntual, se trata de la bonaerense Malyevados, que pasado mañana presentarán una propuesta en la que se combinan tango, vals y milonga con elementos del jazz, el rock y la música electrónica.

Compartir: 

Twitter
 

"Rumi", retrospectiva de Narcisa Hirsch.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.